VíaMendoza

El Tomba no puede encontrar arquero. Ya se cayeron los arribos de Jorge Carranza, el uruguayo Leonardo Burián y Lucas Hoyos. Ahora va a la carga por el portero de Vélez. 

La salida de Rodrigo Rey al fútbol griego dejó un agujero muy difícil de tapar. No sólo desde lo afectivo (el arquero supo ganarse el aprecio del hincha del Tomba) sino porque se le está haciendo muy complicado a la dirigencia encontrarle un reemplazante.

Si bien ya se sumó el Mono Martínez, llega desde la Reserva de Boca, los popes se mueven para encontrar un “1” de peso. En un primer momento buscaron a Lucas Hoyos pero hubo diferencias desde lo económico; luego se intentó ‘repatriar’ a Jorge Carranza pero tampoco se pudo y por último se tentó a Leonardo Burian, con quien parecía tenerse todo acordado de palabra (además era un pedido expreso de Larriera) pero el uruguayo decidió continuar su carrera en Vélez.

Pero en Godoy Cruz ya tienen un nuevo apellido que seduce. Se trata del portero de Vélez Alan Aguerre. Justamente los del Fortín, que le ganaron la pulseada al Tomba por Burian, ahora negocian la salida de Aguerre de Liniers con los dirigentes mendocinos. 

‘Chiquito’ tiene 26 años, mide 1,80 mts, hizo todas las divisiones inferiores en Vélez, donde debutó en Primera División el año 2013. En el 2015 logró continuidad; en quince encuentros recibió 19 goles. En el 2016, Fabián Assman lo relegó al banco de suplentes. Hoy tendría la oportunidad de demostrar sus condiciones en Godoy Cruz.