VíaMendoza

"La cabeza está puesta primero en conformar un plantel definitivo y competitivo", aseguró el entrenador de Godoy Cruz. 

El técnico de Godoy Cruz, el uruguayo Mauricio Larriera, sostuvo esta noche que “la cabeza está puesta primero en conformar un plantel definitivo y competitivo, y a partir de allí, recién pensar en Gremio”, rival de los mendocinos el 9 de agosto por la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores, que se disputará en la ciudad de Porto Alegre.

Luego de la práctica, el entrenador Larriera sostuvo que las negociaciones por el arquero uruguayo Leonardo Burián, de 33 años y en Jaguares de Chiapas (México), y del delantero de Talleres de Córdoba Victorio Ramis “están bastante avanzadas, pero todavía concreto no hay nada al respecto. Soy optimista”. Más tarde se conocería que Burián acordó su vínculo con Vélez y desestimó su llegada al Tomba.

El entrenador señaló también en diálogo con la prensa que “el mercado de pases se cierra el 31 de agosto y aunque se den esas dos incorporaciones, no puedo decir que el club se retira en cuanto al tema refuerzos, pero yo estoy contento y satisfecho con los que tenemos”.

Más adelante expresó ante una consulta: “La primera competencia que tenemos es ante Gremio, pero también diría que la cabeza está primero en conformar un plantel definitivo y competitivo y recién ahí pensar en el equipo brasileño, por eso el análisis del rival lo haremos más adelante”.

Larriera destacó que “lo más importante es fortalecernos nosotros como equipo, con este conocimiento que hemos tenido durante el trabajo que venimos realizando con los jugadores y después pensar tranquilos en Gremio, que tiene una diferencia de competencia notoria y con más rodaje”.

Al respecto, consideró que “ellos vienen con un rodaje importante, mientras que nosotros estamos sin competencia, pero vamos a dar pelea. Al equipo le estamos dando forma y ya en mi cabeza hay algunas cuestiones futbolísticas cerradas”.