VíaMendoza

La atendieron más de cuatro horas en el quirófano y lograron curar sus heridas.

El domingo, una pequeña de 9 años, residente en el Cordón del Plata  en Tupungato, llegó al hospital regional Antonio J. Scaravelli prácticamente sin vida. La menor había recibido más de 110 mordeduras de perros que la atacaron, las dentelladas las tenía en la región cervical, en el abdomen, en los glúteos, y en los miembros inferiores.

Tras ocho horas de atención, y más de 4 horas de intervención en el quirófano, la pequeña de 9 años fue salvada. El prodigio lo hicieron los cirujano pediátricos Vanesa Rodriguez, Antonio Esteves y Federico Sanches Estevez. Rápidamente el equipo de médicos examinaron cada una de las heridas, y las cirugías mayores las realizaron en el abdomen que presentaba una grave situación en los órganos abdominales por heridas penetrantes. 

Estos médicos están de guardia todos los días del año, las 24 horas, gracias a su rápida labor, hoy la pequeña tiene vida.