VíaMendoza

La víctima es Leonardo Lucero de 24 años. Sus familiares aseguraron que estaba "amenazado". 

Ya encontraron la identidad del torso humano que fue encontrado mientras era mordido y comido por perros.  Si bien al cuerpo le faltaba el brazo izquierdo, las piernas y casi todas las partes estaban calcinadas, una porción de su mano derecha pudieron dar con sus huellas dactilares y así conocer la identidad.

Así Policía Científica dijo que los restos humanos eran de Leonardo Lucero, de 24 años oriundo de Godoy Cruz, de la calle Cipolletti, y frecuentemente trabajaba como limpiavidrios en la Arístides Villanueva.

En declaraciones a diario UNO, Un pariente directo sostuvo que Leonardo era “buen pibe, pero se la tenían jurada”, producto de “broncas de barrio”. 

Sin hallar aún culpables, la línea investigativa apunta a conocer si Lucero estaba vinculado a la venta de drogas en el Oeste de Godoy Cruz.