VíaMendoza

Cecilia Prieto, de 21 años, se recupera tras fracturarse y casi perder una mano. "Tenía una vida formada, quiero que todo vuelva a ser como antes", dijo.

“Estábamos todos muy cansados. Yo dormía y en un momento me desperté, noté que el micro iba súper rápido, como que saltó una loma. Vi cómo se rajó un vidrio. Claudio (director y profesor de la academia) fue a decirle al chofer que frenara. Después no me acuerdo nada más. Me desperté sobre el piso, de frente al costado del micro que estaba todo roto. Parecía mentira”, cuenta Prieto en una nota a Diario Clarín. La joven de 21 años logró sobrevivir al vuelco del colectivo en San Rafael que trasladaba 52 estudiantes de la escuela de baile “Soul Dance Studio” de Grand Bourg.

Antes del accidente, Cecilia trabajaba en una juguetería de Malvinas y en el tiempo libre iba a danza para ser bailarina profesional. Un sueño que la tragedia no le quitó: “Cuando me recupere, voy a seguir tomando clases con Claudio y con David (otro profesor) –asegura–. Estaba todo el día en el estudio, me hacía feliz”.