VíaMendoza

Hay un hombre detenido y se tata del destinatario de la encomienda y encargado de la distribución.

Una encomienda en papel madera que llegó desde Holanda. fue el detonante de una investigación que terminó con el descubirmiento de una ruta de comercio de drogas.

Un paquete más de los miles que llegaban a la sede central del Correo para ser repartido por el sistema “puerta a puerta” a una casa ubicada en calle Furlotti de Maipú fue la clave. Pero en un control de rutina detectaron que la encomienda nomenclada con el código 1703DJEN00844878M aparentemente no tenía un “tester electrónico de alcohol en aliento como se había declarado”, sino 208 pastillas.

Los agentes de la Aduana alertaron que podría ser droga por los antecedentes: en Córdoba ya se habían hallado envíos desde Holanda con éxtasis. En el primer testeo se determinó que eran anfetaminas y luego se precisó que era MDMA (3,4 Metilendioximetanfetamina) o éxtasis.

Mendoza ha sido noticia en las últimas semanas por ser parte de la logística de grandes bandas narco, la novedad es que también aparece en el mapa como destino para consumo de drogas de diseño.

Para poner en contexto puede servir un dato: según el último informe epidemiológico del Sedronar, el consumo de éxtasis en niños y adolescentes aumentó un 200% entre 2010 y 2017 y la edad de inicio en el consumo de éxtasis pasó de los 16 años a los 14 años y medio.