Paritarias estancadas por deudas



La negociación de la Provincia con los estatales está empantanada fundamentalmente por compromisos no asumidos años anteriores.

Tras dos días de paro en el arranque del ciclo lectivo 2017, siguen las negociaciones por paritarias entre el gobierno provincial y los maestros. De igual forma, la conversación no va por buen camino, ya que la propuesta de incremento del 19,5 por ciento en dos tramos no convence. Aunque lo que más traba el acuerdo son los compromisos asumidos y no pagados en años anteriores.

Por una parte, en el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) existe un fuerte rechazo de sus bases. Y por otro, los docentes que acumulan desaires desde el año pasado.

Un miembro de la comisión directiva del gremio que lidera José Pihen informó que “El 19,5 por ciento solo no nos alcanza. Si el número viene con algo más, entonces estaremos en condiciones de conversar. Si viene solo, está complicado”.

El sindicalista afronta por estos días una fuerte presión de las bases, que rechazan la propuesta que la secretaria de la Gobernación, Silvina Rivero, realizó la semana pasada. Esta oferta consiste en un aumento desdoblado: uno en febrero y otro en agosto. La base del cálculo es la estimación presupuestaria nacional de lo que será la inflación de este año.

Desde el ejecutivo informaron que “A nivel país se estima que la inflación sea del 18 por ciento. Nosotros estamos ofreciendo un 1,5 por ciento más en compensación por el año pasado”.