Olla popular: Le pusieron fecha al… nos tenemos que juntar



Cansados de las promesas de próximos encuentros, Cacho y Agu armaron Olla Popular, una curiosa iniciativa.

Por Laura Giubergia.

Una olla bien grande de un guiso de lentejas “con todo”, será la excusa para reunirse a despedir el año, con amigos y desconocidos, en largos tablones en donde las reglas de protocolo se dejarán de lado para hablar, justamente, con el que te toque al lado.

“La idea de hacer Olla Popular nació de querer cortar con esto de ‘nos tenemos que juntar’ que tanto repetimos entre amigos, y más hacia fin de año. Decidimos poner una fecha, elegir un menú rico que vamos a cocinar nosotros y buscar un lugar”, describe Augusto Manzano, uno de los organizadores del evento que agotó entradas en apenas cuatro días.

“Estamos muy sorprendidos con Cacho (organizador y cocinero, también) porque ha tenido mucha más repercusión de la que esperábamos, esto ha sido una sorpresa continua desde que le pusimos fecha, nos dimos cuenta que se entendió perfectamente la idea”, destaca.

Pasando en limpio, Agu y Cacho son dos creativos publicitarios que decidieron refugiarse en algo que les gusta, como la gastronomía, y armaron un evento como excusa para compartir una noche entre amigos. “La gente de El Hilo Rojo se prendió y nos presta el lugar, la idea es que puedas ir solo, con tu pareja o con amigos, que pases una noche grata, que comas rico y que conozcas gente”, resume.

Apostamos a la experiencia de comer como en casa, con recetas aprendidas de las abuelas: empanadas de carne de entrada, sin pasas; guiso de lentejas, con todo; y de postre, ensalada de frutas. Para tomar, sangría, limonada y gaseosa.

No va a haber mozos, sino que vamos a atender nosotros, y si no llegamos, pediremos que nos ayuden a distribuir los platos”, describió Agu, entusiasmado con esta primera edición de Olla Popular que ya está pensando cuándo se viene la segunda.

Desconectar. A la mesa se sentarán cerca de 90 personas, que en apenas cinco días pagaron su tarjeta de 300 pesos para cenar con amigos el viernes 8 de diciembre en El Hilo Rojo, un restorán de San Antonio de Arredondo que cederá la cocina a Agu y Cacho. “No es un reto, es una invitación a desconectarse, a hablar con el otro, a apagar el celular. Si le sacamos una foto al plato, el plato se enfría. Prioricemos el sabor, las charlas y las miradas, más que el ‘me gusta’ de los amigos virtuales que no van a estar ahí”, valoró Agu.

“Lo planeamos abundante, para que cada cual pueda repetir las veces que quiera. Con Cacho planteamos como prioridad la primera Olla, pero después vamos a ver cómo seguir. Esto no tiene un objetivo comercial, sino la idea de recuperar el valor de la comida, de compartir”, apuntó.

Para quienes. El evento está pensado para todos: “A un restorán es raro que vayas a ir solo, por los mandatos, pero acá sí podés venir solo y sentarte al lado del que te toque, y charlar”. Y si vas solo pero tenés ganas de estar con alguien, se lo hacés saber a los organizadores que pondrán en práctica un “Tinder popular”.

“Si estás solo, nos lo hacés saber, y nosotros vemos a quién te podemos presentar”, explicó, y adelantó que hay al menos cinco parejas esperando ser presentadas durante la cena. “Y que fluya”, remató Agu.

**

Tarde. Te contamos de un evento al que ya no vas a poder ir, porque las entradas se agotaron. Pero entrá al Facebook de Olla Popular, y quédate atento a una próxima fecha. 

Copate. Como el restorán es lejos, los chicos se ocupan –además- de ver quiénes tienen lugar en el auto para llevar a quienes no tengan en qué ir. “Si venís en auto y tenés lugar, copate y buscá a tal… es una organización casera para aprovechar la movilidad, compartir”, destacó.