Cómo aprovechar la temporada de espárragos



Ya empezaron a asomar en las verdulerías los primeros espárragos, uno de los vegetales estrella en esta época del año. Cómo aprovecharlos al máximo.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Con los primeros días de la primavera, también llegan los espárragos, una verdura propia de esta época ya que su cosecha se da solamente durante septiembre, octubre y noviembre. Por eso hay que aprovechar al máximo su fugaz estadía en las verdulerías.

En sus tres variedades (verdes, blancos y morados), este producto se puede disfrutar frío, hervido, en ensaladas o como guarnición. Al ser de temporada, es fresco y más rico porque se encuentra en su estado óptimo a nivel sabor, olor y textura.

También los alimentos de estación son más sanos porque están llenos de nutrientes y vitaminas y naturalmente se encuentran en su momento perfecto de reproducción. Asimismo, como la oferta es mayor, permite que el precio sea más accesible.

El espárrago no es tan consumido en Argentina, como ocurre en otros países. Sin embargo, desde hace un par de décadas, el interés por esta verdura está creciendo y se impone como el predilecto en los primeros días de calor.

En Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, San Juan y Mendoza están las principales zonas productoras de espárragos del país. Un poco más de la mitad de la producción se destina al consumo interno, dependiendo del volumen exportado.

Así las cosas, es mejor aprovechar los espárragos ahora que están a buen precio y en su época de mayor esplendor.

Historia

Hace más de 2.000 años, en Egipto, ya cultivaban espárragos. Lo hacían para preparar remedios caseros. Un afrodisíaco preparado a base de espárragos fue descubierto en un manual sobre erotismo del siglo XVI.

Su nombre deriva de la palabra persa asparag, que significa disparo. Los agricultores ingleses lo llaman sparrow grass (pasto de gorrión), que fonéticamente se convirtió en sperage y luego sparagus. El vegetal llegó a Estados Unidos a través de los peregrinos. Actualmente, California es el mayor productor de espárragos de aquel país del norte.

Mirá también: Recetas de postres con frutas de estación

Muchos beneficios

» Los espárragos verdes tienen muy pocas calorías (20 kcal/100g).

» Contienen una gran cantidad de agua.

» Fuente de vitaminas C y A, hierros y folatos.

» Son ricos en potasio y pobres en sodio, resultando diuréticos y depurativos.

» Gran poder antioxidante.

Cómo se eligen » El tallo debe ser recto y un ápice bien cerrado y compacto.

» Cuando empieza a abrirse y a mojarse en las puntas, significa que el fruto comienza a ponerse viejo.

» La conservación en heladera hace que dure aproximadamente una semana.

» Para cocinarlo, se deben hervir y luego pasar por agua fría.

» Elegir los que estén completamente (o la mayor parte) verdes.

» Cuando tiene muchas semillas en la cabeza, significa que le falta poco para florecer y así no sirve.

» El tallo debe estar firme al tacto, pero tierno.

RECETAS

Espárragos asados con chile y limón

» 1 paquete de espárragos » 1 cucharada de aceite de oliva » 1 cucharadita de chile en polvo » 1 cucharada de jugo de limón fresco » 1/4 cucharadita sal de mar » Ralladura de limón fresco Precalentar el horno.

Lavar y cortar los extremos de los espárragos. Cubrir una placa con papel aluminio o manteca. Mezclar los espárragos con el aceite, el chile en polvo, jugo de limón y sal de mar. Colocar los espárragos sobre la bandeja y llevar a horno 15 minutos. Dar vuelta a mitad de cocción. Retirar y espolvorear con la ralladura de limón fresco. Servir caliente o frío.

Ensalada de espárragos y palta

» 1 paquete de espárragos » Perejil fresco picado » Aceto balsámico » 2 paltas » 1 limón » Menta fresca » Aceite de oliva » Sal y pimienta

Hervir los espárragos hasta que estén color verde brillante, unos tres minutos. Enjuagar con agua fría y reservar. Pelar la palta y cortar en cubitos. En un bol, colocar los espárragos cortados y la palta. Agregar jugo de limón y la ralladura de la cáscara. Mezclar suavemente. Preparar un aliño con el aceite, el perejil, la menta, el aceto, sal y pimienta. Cubrir los espárragos con esta preparación y mezclar con suavidad.

Cazuela de espárragos

» 2 paquetes de espárragos » 4 huevos » 6 dientes de ajo » Pan » Pimentón dulce » Vinagre » Aceite de oliva » Sal

Lavar los espárragos y cortar la cola. Cocinar en agua con sal. En una sartén con aceite, freír los ajos enteros junto con dos rebanadas de pan. Procesar con una cucharada de pimentón y otra de vinagre. En cazuelas, colocar la preparación de pan y ajo y por encima los espárragos. Cascar los huevos y sumar a la cazuela. Salpimentar y llevar a horno hasta que cuaje la clara.

Pechuga de pollo rellena de espárragos

» 1 limón » 8 espárragos » Miga de pan » Pimienta y sal » 100 g de crema de leche » Aceite de oliva » Vino blanco » 1 diente de ajo » 1 pechuga de pollo » 1 huevo

Cocinar los espárragos y reservar las puntas. En una batidora, triturar el resto de los espárragos junto con la miga de pan, el huevo, el diente de ajo y un poco de ralladura de limón. Extender la pechuga abierta y salpimentar. Rellenar con la mezcla y cerrar con la ayuda de un hilo. Dorar la pechuga en una sartén y terminar la cocción en el horno. En una olla, colocar media taza de vino y dejar que reduzca. Agregar el jugo de un limón y la crema de leche. Sumar las puntas de los espárragos y salpimentar. Servir con la pechuga.