Golpean y manosean a mujeres en asaltos en barrios cerrados



"Claros del Bosque" y "Chacras del Sur", ambos en el sur de la ciudad de Córdoba, fueron "visitados" por delincuentes. 

Tres mujeres fueron golpeadas, y una de ellas manoseada, en robos en dos barrios privados del sur de la ciudad de Córdoba que cuentan con cámaras y guardias de seguridad.

Sin embargo, eso no fue inconveniente para los delincuentes que el viernes 10 de noviembre entraron en plena luz del día en “Claros del Bosque” y sorprendieron a una madre y su hija, a quienes golpearon y encerraron en un baño.

“A las 9 de la mañana tocaron la puerta. Mi mamá pensó que era la gente de mantenimiento, abrió y se metieron tres tipos. Yo escuché los gritos desde la pieza. Me pegaron, me decían que no les mirara la cara y me exigían dólares”, contó Eugenia, una de las víctimas, en ElDoce.tv.

Mirá también: La madre de Abril Bogado publicó una emotiva carta de despedida

Tras revolver la casa, robaron unos 12 mil pesos, celulares, dos relojes y joyas. “Estaban muy nerviosos, yo gritaba para que algún vecino me escuchara pero uno de ellos dijo ‘ni grites, que el guardia de seguridad está avisado y no hará nada'”, agregó Eugenia.

Las dos mujeres fueron encerradas en el baño. Los asaltantes cruzaron luego a una casa vecina, que estaba sin moradores, y robaron joyas

“Mi mamá está recién operada, pero ellos la golpearon igual”, se lamentó la chica, y agregó que la guardia está “a una cuadra y media” de su casa, pero eso no impidió el robo. 

Los asaltantes escaparon en un auto. 

Violentos. Horas después, cuatro asaltantes sorprendieron a una mujer que estaba sola en su casa en “Chacras del Sur” y la manosearon. También se llevaron unos 50 mil pesos.

“Queremos plata y joyas, me decían. Y me recalcaban que los guardias me habían entregado“, relató Claudia. “Estaban a cara descubierta. Uno de ellos me quiso tocar, y como le dije llorando que yo podía ser su madre, me mordió el brazo“, contó, y mostró la marca en la piel.

Mirá también: Casi la mitad de las mujeres privadas de su libertas continúa sus estudios en la cárcel

Claudia fue atada de las muñecas y los pies. El asalto se cometió pese a una cámara de seguridad que estaba al frente de la vivienda. Se apropiaron de perfumes, ropa y otros elementos de valor. 

“Las cámaras muestran que llegaron en un auto y lo estacionaron de culata en el garaje de mi casa”, dijo la víctima, quien paga “3.500 pesos mensuales” por seguridad. 

Mirá también: Tras balear a Micaela, los asaltantes vendieron su celular a $500

Según ella, en el último año hubo “ocho robos” en ese barrio cerrado, “siempre de día”. 

“La crisis que sufrí fue tremenda. Me hice pis encima. No tengo consuelo“, finalizó.