Tras balear a Micaela, los asaltantes vendieron su celular a $500



El comprador lo devolvió a la Policía. Detuvieron a una mujer, pareja del sospechoso arrestado la semana pasada. Micaela sigue en grave estado. 

Sigue internada en grave estado Micaela Peralta, la joven de 22 años que hace nueve días recibió un tiro en el abdomen por parte de delincuentes que la atacaron cuando esperaba el colectivo en barrio San Cayetano

La muchacha, madre de dos nenes pequeños, fue sometida a varias operaciones en el Hospital de Urgencias dado que el proyectil lesionó distintos órganos. 

En las últimas horas hubo novedades en la investigación: la Policía detuvo en Cooperativa Los Paraísos a una mujer de 21 años que al parecer participó en el asalto. La acusada, cuyo nombre no fue difundido por la Fiscalía de Eugenia Pérez Moreno, habría estado como acompañante en el Peugeot 206 del que bajó el delincuente que asaltó a Micaela y le disparó.

Mirá también: Son 11 los vecinos asesinados en asaltos este año en Córdoba

“Se trata de la pareja del supuesto autor del disparo, que ya había sido detenido la semana pasada”, dijo a Día a Día el comisario Diego Fernández, del Departamento Robos y Hurtos.

La sospechosa quedó imputada como “partícipe necesaria” del asalto, aunque la acusación podría agravarse a “robo calificado consumado agravado por uso de arma de fuego”, la misma carátula que pesa sobre el supuesto autor del disparo.

Jugados a todo. Según la reconstrucción del episodio, a metros de Micaela frenó un vehículo (sería el Peugeot 206 incautado). El conductor bajó, le robó el celular y le pegó un tiro. En el asiento del acompañante quedó la cómplice del asalto. 

Mirá también: Urgente: murió el hombre baleado por menores en un asalto

La pesquisa arroja otros detalles sobre el ataque violento, como que los delincuentes vendieron el celular de la víctima a 500 pesos en el barrio. “Lo compró un chico de Cooperativa Los Paraísos, no sabía que era robado. Cuando se enteró, avisó a las autoridades“, confiaron fuentes con acceso al expediente.

Otro dato es que al Peugeot 206 lo consiguieron mediante una estafa: contactaron a un vendedor por Facebook y le dieron otro vehículo como pago por el Peugeot, pero era robado. El vendedor, sin saberlo, intercambió los vehículos, y cuando finalizaba el papeleo se enteró de que le habían “encajado” un auto robado.

Mirá también: Los cuidacoches exigen una tarifa que puede llegar a los 100 pesos en Rosario

Así se quedaron con el Peugeot que, creen los investigadores, fue utilizado para varios asaltos a mano armada y arrebatos callejeros.

El robo a Micaela fue el primero de una serie de atracos violentos que sacudieron a Córdoba, y que tuvieron como víctimas a dos comerciantes en Villa el Libertador, a un productor agrícola en Jesús María y a un hombre que fue asesinado en la puerta de su casa en Villa Monja Sierra