Sobrevivió a una balacera, pero a los 15 días murió apuñalado



Un hombre con antecedentes fue asesinado cuando ingresó a la villa Richardson. Fue atacado por la espalda, a puñaladas. ¿Robo o venganza?

Un hombre con antecedentes penales, a tal punto que 15 días atrás había recibido dos balazos, fue asesinado a puñaladas en la espalda este jueves a la mañana cuando ingresó a la Villa Richardson, detrás del Hospital Misericordia.

Aunque a la víctima fatal le falta un celular, los investigadores analizan si se trató de un robo o de una venganza.

El fallecido fue identificado como Jonathan Cardoso Giovani, de 31 años, de nacionalidad peruana y domiciliado en Alberdi. Él llegó a eso de las 9.15 junto a una mujer al establecimiento penitenciario ubicado junto a la villa, donde son alojados los aprehendidos por contravenciones. Iban de visita y llevaban ropa y comida para uno de los internos.

Pero el hombre prefirió rodear el predio del establecimiento para acercarse a las ventanas que dan hacia la villa, presuntamente para poder conversar con alguno de los alojados.

En eso, dos personas que por el momento no fueron identificadas, pero que serían vecinos de la Richardson, lo atacaron por la espalda, dándole varias puñaladas. Dos presos habrían visto todo y fueron llevados a declarar como testigos.

Cardoso Giovani no pudo defenderse ni huir: se desplazaba con muletas porque días atrás fue herido con dos balazos.

El hombre fue trasladado hasta el Hospital de Urgencias, a pocos metros del lugar del ataque, donde al mediodía de ayer falleció. Por los antecedentes del muerto y el tipo de ataque (por la espalda), los investigadores mantenían como una de las hipótesis la venganza.