Martín Llaryora: Iremos aconstruir consensos



Martín Llaryora confirmó que dejará la vicegobernación para ir al Congreso Nacional a buscar acuerdos.

El resultado en las urnas para el peronismo cordobés no fue bueno el domingo. Quedar a 18 puntos del primero, en cualquier elección, por más legislativa que sea, genera la necesidad de replantear algunas cosas.

En este contexto, Martín Llaryora, quien fue cabeza de lista, es uno de los responsables, junto con aquellos históricos referentes del partido, como el exgobernador De la Sota y el actual mandatario, Juan Schiaretti.

En este sentido, Llaryora dijo el domingo ante los militantes que “nadie” del partido “le sacó el pecho a la campaña” y que tanto “José Manuel como Juan y todo el resto estuvieron trabajando codo a codo, acompañando siempre”.

Mirá también: Barajar y dar de nuevo (y en sólo dos años)

Cuando le preguntaron si iba a asumir como diputado, este lunes volvió a confirmar que sí, que dejará el cargo de vicegobernador y asumirá el 10 de diciembre como diputado en el Congreso Nacional.

Iré con diálogo, con construcción, para buscar y construir acuerdos, consensos, que será lo que permita mejorar”, dijo Llaryora para agregar que su experiencia como intendente y como ministro le servirá para esa estrategia.

“Los consensos son los que permiten que cuando salga uno y entre otro, sea en el distrito que sea, no cambie todo y haya que refundar de nuevo. Los consensos, cuando logran sacar leyes, por ejemplo, generan políticas públicas serias”, apuntó este lunes mientras recorría La Voz del Interior, donde estuvo presente junto con los otro ocho diputados electos por el distrito Córdoba.

Mirá también: Opinión: El faro político señala el 2019

Cuando se refirió al resultado del domingo, Llaryora hizo todo el tiempo hincapié en que Unión Por Córdoba recibió más votos que en las Paso. En rigor, también Cambiemos tuvo más sufragios, en gran medida por la mayor participación de gente (73 por ciento contra 70 de las Paso), por los votantes de los partidos que ya no estaban en las opciones y por la caída en los votos en blanco y nulos e impugnados (90 mil en las primarias, contra 55 mil en las definitivas).

Llaryora, que ganó en San Justo –de hecho, San Francisco fue la única ciudad de las grandes en la que ganó el peronismo–, agradeció “a todos aquellos que acompañaron durante la campaña” y destacó que “el acto democrático se desarrollara sin mayores dificultades ni problemas”. También dijo que hay que “avanzar en lograr estados federales fuertes y no con una capital que concentre todo”.