El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, estuvo en San Francisco. Dijo que no solo el gobierno nacional, sino las provincias, tienen ahora el "enorme desafío" de bajar los impuestos.

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio ratificó la decisión del gobierno de avanzar en los proyectos de reforma tributaria y coparticipación federal para 2018, al visitar el jueves la localidad cordobesa de San Francisco para respaldar a los candidatos de Cambiemos de Córdoba, que competirán en las legislativas del próximo 22.

El funcionario nacional se mostró confiado en que Cambiemos, la fuerza que lidera el Presidente Mauricio Macri, obtendrá un buen resultado electoral en la provincia de Córdoba.

Fuera de eso, Frigerio ratificó que “vamos a trabajar en 2018 en una nueva ley de coparticipación, para ello es tan importante previamente lograr sancionar una reforma tributaria, para después saber qué impuestos vamos a repartir o cambiar; que defina cuál será la política impositiva de la provincia a largo plazo, con el objetivo de darle alivio fiscal a la gente y al sector de la producción”.

Y reseñó que “en los últimos 12 años subió de manera exponencial la presión impositiva, pero no solo el gobierno nacional, sino las provincias, tienen ahora el enorme desafío de bajar los impuestos”.

“Para ello -prosiguió- debemos trabajar juntos con los gobernadores sobre consensos para arribar a una reforma tributaria integral, y darle alivio fiscal a los argentinos”.

Asimismo Frigerio aseguró que el actual Gobierno respeta la autonomía de las provincias: “Nosotros creemos en la autonomía de las provincias. Somos un gobierno federal que hemos transferido recursos a las provincias, mientras que los anteriores se los sacaban”.

“Las provincias ahora tienen autonomía para decidir sobre el manejo de sus recursos”, agregó el ministro.

Frigerio señaló que desde noviembre de 2015, “comenzamos a ser una república, un verdadero país federal. El caso de Córdoba es un buen ejemplo de ello. Si uno contabiliza lo que recibió esta provincia en lo que va del año y lo compara con lo que recibió en el último año del gobierno kirchnerista, es un incremento de casi el cien por ciento, es decir, casi duplicamos los aportes”.

Y agregó que “de enero a agosto de 2017, Córdoba recibió de la Nación 50.000 millones de pesos. Y pensamos que deberíamos girarle muchísimos recursos más, y lo haremos, pero hemos heredado un país quebrado, desde el punto de vista fiscal y financiero”.