Dos encuestas coinciden en que la falta de seguridad es la principal demanda de los cordobeses, pero se registra una caída en los últimos meses. Al mismo tiempo mejora la percepción del rol de la Policía, cuya imagen cayó en un pozo tras el acuartelamiento de 2013.

Por Juan Manuel González.

Un 30 por ciento de los cordobeses pone a la seguridad (o la falta de ella) al tope los problemas que debe resolver Juan Schiaretti. Brindarla es la principal demanda hacia el Gobierno provincial.

En comparación con un año atrás, puede inferirse que hay una caída de 9 puntos en la intranquilidad de los cordobeses respecto de sufrir un hecho de inseguridad: en octubre de 2016, casi el 40 por ciento reclamaba más seguridad. En paralelo con esta baja en la “sensación” de inseguridad, creció la consideración hacia la Policía: 31,5 por ciento opina que “está preparada para combatir el delito”, porcentaje que en febrero era del 17 por ciento.

Este es el termómetro con el que el Gobierno y oposición miden cómo evoluciona la “sensación de inseguridad”. Lo hacen con encuestas permanentes.

En el caso de los datos de esta nota, corresponden a estudios de las consultoras Delfos y Gustavo Córdoba & Asociados, a las que accedió Día a Día.

En este año, también aumentó la percepción de que el Gobierno provincial “trabaja más en seguridad”: llegó al 53 por ciento, lo que implica un crecimiento de más de 13 puntos al comparar con la medición de diciembre del año pasado. En otras palabras: más de la mitad de los cordobeses considera que hay más acciones para combatir el delito.

En la ciudad de Córdoba, un 5 por ciento dice sentirse mucho más seguro que el año pasado; y un 22 por ciento cree estar más seguro. Además, hay optimismo para el 2018 en este punto: un 33 por ciento cree que el año que viene la seguridad estará mejor.

De acuerdo con la encuesta de Delfos, en el Gran Córdoba el 26 por ciento pone a la seguridad como principal demanda, y ese porcentaje era del 34 en junio último. En Capital se registró el mismo fenómeno: la demanda por seguridad bajó del 40 al 38 por ciento en tres meses.

Por ahora, sólo sensaciones.

Desempleo, el otro gran problema

CONTRADICCIÓN.

Las encuestas por el futuro del empleo muestran números contradictorios: mientras que el 20 por ciento de los cordobeses consultados lo coloca como el principal problema a resolver por Schiaretti (está en el segundo puesto, detrás de la inseguridad), el 46 por ciento considera que el país estará mejor en 2018 (41,5 por ciento opina positivamente del futuro de Córdoba).

El nivel de “optimismo” en el futuro se disparó después de las Paso: hasta julio, sólo el 31 por ciento confiaba en pensaba que su situación económica mejoraría en 2018.