La secretaria gremial de Educación, que fue bendecida por el líder de municipales, consiguió amplio triunfo sobre Rins.

Rubén Daniele, el líder de los empleados municipales, consiguió este jueves que su “bendecida” para sucederlo, Beatriz Biolatto, sea su sucesora al frente del gremio, tras 32 años de conducción en la Secretaría General del Sindicato Unión Obreros Empleados Municipales (Suoem). La titutar del área gremial de Educación logró imponerse con un amplísimo margen por sobre la docente opositora Susana Rins

Desde las 8 y hasta las 18, los municipales participaron activamente en esta contienda (había 9 mil afiliados habilitados para sufragar), en la que se generó muchísima expectativa debido a que por primera vez se ponía en juego  la conducción sin la figura de Daniele, pese a que trabajó durante toda la campaña con Biolatto para respaldarla. 

El apartamiento del sindicalista para una nueva postulación se debió al temor de que el Ministerio de Trabajo intervenga el sindicato, ya que el intendente Ramón Mestre resolvió poner fin a su tarea como empleado municipal y pasarlo a pasivo. Con la jubilación en proceso, Daniele llegará así hasta enero de 2018 como agente y secretario General del gremio, hasta que Biolatto lo suceda en el cargo.

Si bien Daniele dijo con antelación que se trataba de una “estrategia” para evitar que el gremio sufra una intervención, y también aclaró que la conducción de Biolatto estaba pensaba para los seis primeros meses y que, luego, volvería él a la carga por su último mandato, anoche algunos de sus más seguidores ponían en duda su regreso.

El histórico sindicalista cambiaría de parecer y dejaría que Biolatto siga su gestión por tres años, de acuerdo con el estatuto del Suoem. Estos cambios se podrían dar por la gran aceptación que recibió Biolatto de sus pares.