El músico es fanático del boxeo y se dio un gusto con el ex campeón del mundo.

Por Jorge Luna Arrieta

El cantante Luciano Pereyra es un fanático del boxeo. Además, lo entrena. “Me parece muy completo”, definió. En función de ello, para el video de la canción Es mi culpa, lo llamó a Marcos Maidana, un ex campeón del mundo, para que participara.

“Se me ocurrió invitarlo para que hiciera de mi entrenador. Es un divino. Se vino manejando desde Margarita (provincia de Santa Fe) hasta Buenos Aires (700 kilómetros) y no lo podía creer”, contó Luciano.

“Este tipo peleó dos veces con Floyd Mayweather. En la primera escena, cuando se pone en guardia, como que se te llena de preguntas el que te jedi… Pero es un tipo inundado de sencillez y humildad”.

Es un mes, el videoclip superó las 5 millones de vistas en YouTube.