La continuidad de Méndez, duda Gigante



Los rumores dan cuenta de que el técnico de Belgrano dejará el cargo si pierde el clásico. E incluso con otro resultado. Hasta se manejan posibles reemplazos. Los jugadores y sus disculpas.

La sacudida por la derrota y eliminación en Copa Argentina sigue produciendo réplicas en Belgrano y durante todo el miércoles corrió el rumor de que Sebastián Méndez dejará de ser el técnico después del clásico.

La versión es que una derrota a manos de Talleres le costaría el puesto. Pero también circula que incluso ganando se iría de Belgrano, por motivos personales: la grave enfermedad de un amigo íntimo.

Tal situación no fue clarificada por Méndez, quien prefirió no hablar con la prensa después de la inédita decisión de no conducir el entrenamiento del martes (ni él ni ninguno de sus colaboradores). Y cobró fuerza que había presentado la renuncia.

Desde la dirigencia tampoco salieron a aclarar las cosas, pero se relativizó qué Méndez hubiera sostenido una áspera discusión con Juan Carlos Olave, integrante del departamento fútbol, y ese sería el desencadenante.

También que sus altibajos eran cada vez más pronunciados. De todos modos, fuentes cercanas al plantel desmintieron que les hubiera comunicado su renuncia. 

Hasta comenzaron a mencionarse posibles reemplazos, como los casos de Pablo Lavallén y Juan Manuel Azconzábal, ambos con paso reciente por Atlético Tucumán.

Mientras que al Gallego Méndez se lo vinculó con San Lorenzo, aunque desde el club azulgrano lo desestimaron: en principio seguiría Claudio Pampa Biaggio hasta fin de año, porque apuntan a Matías Almeyda o a Jorge Almirón, con quien habría precontrato firmado.

Disculpas y sin palabras. Lucas Acosta, capitán del equipo, y Matías Suárez, uno de los referentes, pidieron disculpas por la actitud del plantel de no saludar al público en Santa Fe. Y comunicaron que no hablarán públicamente hasta después del clásico del domingo a las 16 en Alberdi.

“No es enojo contra la prensa, es para concentrarnos de lleno en el partido”, explicó el arquero.

“Es una manera de abstraernos”, añadió Suárez.

Ambos coincidieron en que hubo “calentura” tras la derrota con Atlanta y por eso se fueron así de la cancha. Y remarcaron: “La gente nos hace siempre el aguante y el domingo vamos a contar con su apoyo”.

Tanto Suárez como Cristian Lema entrenaron junto a sus compañeros, con chances de ser titulares.