"Nosotros queremos un trabajo digno donde tengamos obra social, aportes jubilatorios, donde verdaderamente seamos reconocidos como trabajadores", dicen los carreros.

Carreros de Córdoba nucleados en una cooperativa marcharon este martes por la capital provincial para exigir que se anule una disposición que les impondrá entregar sus carros y sus caballos a cambio de motos porque eso “no mejora” su calidad de vida y las autoridades “únicamente piensan en el animal”.

“Nosotros no participamos ni compartimos la idea” de cambiar los carros por motos porque “si yo trabajo en un carro y vivo del carro y como de la basura y vivo del sobrante de la sociedad, aunque me den una moto a mí no me mejora nada en la calidad de vida”, manifestó Ramón Gallardo, de la Cooperativa La Igualdad, que organizó la protesta.

Las autoridades “únicamente piensan en el animal y no en la gente, en cuántos hijos tengo, en que la pobreza sigue creciendo”, agregó.

Además, “nosotros queremos muy mucho a nuestros animales, amamos a nuestros caballos y el amor por el animal es imposible dejarlo, nunca vamos a entregar los carros”, remarcó.

Los cooperativistas de La Igualdad se movilizaron esta mañana hacia el Centro Cívico para rechazar la medida, pero también para reclamar un salario complementario a las becas que cobran de la Municipalidad de Córdoba.

La Cooperativa La Igualdad está conformada por 180 carreros, cartoneros y recicladores urbanos de la zona oeste de la ciudad de Córdoba.

Las cooperativas de carreros realizan la recolección de basura, la limpieza de basurales a cielo abierto, el barrido de cordones cuneta, pintura y mantenimiento de plazas y escuelas, en la zona en la que viven donde los servicios municipales no llegan.

“Nosotros queremos un trabajo digno donde tengamos obra social, aportes jubilatorios, donde verdaderamente seamos reconocidos como trabajadores de Córdoba”, sostuvieron los integrantes de La Igualdad.

Actualmente, esa cooperativa recibe 70 becas de trabajo de la Municipalidad de Córdoba de cinco mil pesos cada una por realizar trabajos como servidores urbanos.

Días atrás la Municipalidad de Córdoba informó que las cooperativas que estén incluidas en el programa Servidores Urbanos deberán entregar sus carros y caballos y utilizar motocicletas con zorras incorporados.

En una primera etapa serán entregadas unas 100 motocicletas en comodato a las cooperativas a cambio del caballo y el carro que actualmente utilizan.

“El caballo será destinado a instituciones con fines sociales, que se dedican a brindar tratamientos para personas con discapacidades y el carro será inhabilitado”, informó el municipio.

La Municipalidad se encargará de la capacitación de los integrantes de la cooperativa para la conducción, cuidado y mantenimiento de las motos al igual que la provisión de casco, el costo inicial de patentamiento y transferencia, el costo de la licencia de conducir, service y un monto mensual de combustible, que aún resta determinar.

Según la Municipalidad de Córdoba, el acuerdo fue firmado con las cooperativas y el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes).