El uniformado quedó formalmente en situación pasiva. Es buscado por la justicia de La Rioja.

Guillermo Figueroa, el sargento de la Policía de Córdoba que tiene orden de captura por la Justicia de La Rioja acusado de matar a un puma cachorro, quedó formalmente en situación pasiva.

Así lo indicó este viernes el Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario, según publica La Voz. El policía cordobés sigue prófugo.

Figueroa trabaja en la división Motos, aunque tiempo atrás formó parte de la Patrulla Ambiental. Investigan si al puma lo mataron con un arma oficial de la Policía de Córdoba.