Llegó agosto y se multiplicaron las liquidaciones en los comercios del Centro y de los shopping. Hay fuertes rebajas.

Llegó agosto y, aunque todavía está frío, todos sabemos que el invierno está liquidado. Es cierto que técnicamente quedan 51 días hasta el 21 de septiembre, pero en las vidrieras, la temporada ya terminó.

Tanto en los locales del Centro como en los de los shoppings, hay indumentaria y calzado con descuentos para aprovechar el sueldo de julio.

“Ya desde el Día del Padre algunos comercios empiezan a liquidar la temporada”, dijo a Día a Día Cristian Pastore, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC). El dirigente explicó que “las promociones se adelantan cada vez más”, incluso hasta fines de junio.

“En líneas generales, las promociones están funcionando y las liquidaciones del 20, 30 y hasta 40 por ciento de rebaja funcionan como un llamador”, dijo Pastore, para agregar que las ventas de julio mejoraron respecto de las de junio, aunque siguen por debajo en la comparación interanual (contra julio del año pasado). “Las ventas de invierno no han estado tan mal como se podría haber pensado. Puede ser porque mucha gente no se fue de vacaciones y parte del aguinaldo lo usó para comprar ropa. Además, los que el año pasado postergaron sus compras de indumentaria de invierno, esta temporada ya no pudieron hacer lo mismo”, analizó el dirigente.

Segundo semestre

Respecto de las expectativas para lo que resta del año, desde la Cámara de Comercio dicen que esperan un segundo semestre más alentador en relación con las ventas de la mayoría de los rubros. “El futuro se ve mucho más interesante que hace dos meses. La inflación interanual está por debajo del 20 por ciento y esperando meses buenos, dentro de un contexto complicado”, agregó el dirigente.

“El clima de primavera también ayuda para mejorar las ventas y, además, hay que tener en cuenta que vienen tres de las mejores oportunidades de ventas, como lo son el Día del Niño, el Día de la Madre y las fiestas de fin de año”, analizó Pastore.

Lo único que podría generar un problema para los comerciantes del Centro es que la obras en la peatonal se extiendan demasiado.