¿Inflación, tarifas y desocupación? ¿O inseguridad, corrupción y narcotráfico? Tres encuestadoras le preguntaron a los cordobeses qué piensan de los problemas cotidianos y cómo incidirán a la hora de votar.

Por Juan Manuel González

¿Estamos mal pero vamos bien? ¿Las tarifas son una preocupación? ¿Importa la pelea por la Caja de Jubilaciones? ¿Los políticos hablan de lo que habla la gente? ¿Qué les preocupa a los cordobeses que el domingo 13 de agosto irán a las urnas para comenzar a trazar el mapa político de este año? Para responder esta última pregunta, Día a Día consultó a tres encuestadoras cordobesas que midieron el humor social a mitad de julio, a menos de 30 días de las Paso.

Con trayectorias y metodologías distintas, las tres coincidieron en que la economía será el eje de esta elección, seguida de cerca por la inseguridad; desplazando de los primeros lugares de la agenda de discusión a la corrupción y, sobre todo, al aumento de tarifas, que ya no genera preocupación: menos del 5 por ciento de los consultados dijo que lo inquieta la suba de los servicios.

Cuando Gustavo Córdoba y Asociados preguntó ¿cuál es el principal problema del país?, el 22 por ciento dijo “inflación”. Cuando esa pregunta se hizo personal (¿cuál es el problema que más lo afecta?) el porcentaje preocupado por la inflación subió al 40 por ciento.

Entre los 1.000 cordobeses consultados en sus domicilios, la inseguridad surgió como segunda preocupación: el 15 por ciento lo puso como su principal desvelo. Una preocupación asociada a la inseguridad es la del narcotráfico: un 12 por ciento lo consideró el principal problema del país, pero sólo el 5 por ciento estimó que afecta a su vida cotidiana.

A la pregunta ¿cuál es el problema en que deberían enfocarse los candidatos a diputados en sus propuestas?, el 26 por ciento dijo que en la generación de empleo; el 18 por ciento, en el repunte de la economía; y el 17 por ciento, en la inseguridad.

La consultora ECOS agrupó inflación, falta de empleo y suba de tarifas y determinó en 1.600 casos que el 38 por ciento de los consultados estaba preocupado por la situación económica. Para tres de cada 10 cordobeses, la inseguridad es el principal problema. Mientras que el crecimiento de la pobreza se ubica tercero, con un 13 por ciento.

Cuando indagó sobre la situación económica personal respecto del año 2016, el 38 por ciento de los consultados por ECOS dijo que peor y el 45 por ciento, que igual.

Esa percepción es similar cuando se les preguntó ¿cuál es su valoración sobre la situación económica del país? 17 por ciento respondió que es muy mala, y 43 por ciento dijo que es mala.

Según consultora Explanans (624 casos, por teléfono), el 42 por ciento de los cordobeses valora a la hora de elegir su voto que el candidato tenga “buenas propuestas”. El peso de los partidos es cada vez menor: sólo el 7 por ciento dijo que elige a un candidato por la preferencia con una determinada agrupación.

Entre los consultados por Explanans, el 70 por ciento cree que el país, la provincia y su situación particular está peor que el año pasado. Pero el 64 por ciento cree que el año que viene todo cambiará para mejor.

En esa cornisa entre la decepción y la esperanza caminan quienes el 13 de agosto irán a votar.

Los consultados aseguran, de manera mayoritaria, que Mauricio Macri y Juan Schiaretti trabajan para que Córdoba esté mejor. De hecho, el 52 por ciento de los consultados sostiene que el rol de los próximos diputados cordobeses es “colaborar” con el Gobierno nacional.

Para esta consultora, la inseguridad está al tope de las preocupaciones, seguidas por desocupación, pobreza, salud y “la droga”. Más abajo están corrupción y el aumento de tarifas. Sin embargo, hay diferencias en cómo impacta cada tema en Capital o interior: en la ciudad, la inseguridad desvela al 21 por ciento, mientras que la desocupación impacta en el 17 por ciento y la pobreza, en el 15 por ciento. En el interior, en cambio, la desocupación es la principal inquietud para el 15 por ciento de los encuestados, y salud e inseguridad comparten el segundo puesto, con 15,5 por ciento cada una.

Con estudios como estos, los candidatos afinan sus discursos para entrar en el tramo final de esta primera campaña del año, que tiene como primera meta la elección Paso del domingo 13 de agosto, cuando 2.885.715 cordobeses, 102.593 más que en la elección anterior, distribuidos en 8.582 mesas (289 más que en 2015), elijan los candidatos que el 22 de octubre pelearán por las nueve bancas de diputados que renueva Córdoba.