Estaría implicado en el robo y asesinato de Teresa Medina, la mujer que fue asfixiada el 3 de julio en su casa.

Un equipo del Eter y policías de la Departamental Colón irrumpieron en una casa de Villa La Tela, en la ciudad de Córdoba, y detuvieron a un joven de 24 años, considerado el principal sospechoso del asesinato de Teresa Medina, de 68 años, ocurrido el 3 de julio en una sencilla vivienda de Colonia Caroya.

El allanamiento se produjo a las 6 de ayer, el joven no opuso resistencia y fue trasladado hacia Jesús María, donde quedó deternido a cargo de la Fiscalía de Instrucción, que lo acusa de robarle a la mujer y asesinarla para encubrir el primer delito. Si esa hipótesis se sostiene, quedaría imputado por el homicidios criminis causae de Medina. Como se recordará, ese delito prevé la prisión perpetua en caso que el sospechoso sea encontrado culpable.

Teresa Medina fue asesinada por “estrangulamiento mecánico” en su humilde casa de barrio Los Álamos, en Colonia Caroya. El comisario Daniel Barrera, jefe de la Departamental Colón, relató que el joven detenido figuraba como sospechoso desde las horas posteriores al crimen, pero que había logrado evadirse ocultándose en distintos domicilios de familiares.

“Al sospechoso lo habíamos identificado horas después del hallazgo del cadáver. Se hicieron varios allanamientos, durante todo el mes (de julio). Iba cambiando permanente de domicilio, así se mantenía prófugo. La hipótesis más fuerte es que se habría tratado de un robo seguido de homicidio”, dijo Barrera.