El gobierno de aquel país utiliza una aplicación móvil para medir el estado de satisfacción de las personas en tiempo real. 

El gobierno de Dubái tiene una cartera ministerial de la Felicidad. Y como no podía ser de otra manera, desde el año pasado, está implementando el uso de una aplicación móvil que mide la felicidad de los ciudadanos.

Claro que este sistema no es aislado, ya que forma parte de un plan diseñado hace tres años por aquel país para hacer de su capital la ciudad más inteligente del mundo, a través del proyecto denominado Smartdubai.

La herramienta se llama The Happiness Meter, pero se la conoce como felizómetro, creada por el grupo portugués Timwe.

Al instrumento se tiene acceso a través de cualquier plataforma de los sistemas operativos de los teléfonos inteligentes y concretamente mide el estado de satisfacción de las personas en tiempo real. Para eso, la  aplicación ofrece una serie de preguntas a los usuarios de los diferentes servicios públicos.

El felizómetro ayuda al gobierno a satisfacer lo máximo posible a los dos millones y medio de ciudadanos que viven en el emirato árabe.

Cómo se usa

La aplicación se puede usar tras experiencias muy variadas (visita a un museo, a la salida de un edificio público o tras bajarse de un taxi).

El usuario hace una evaluación basada en tres botones.  Una cara alegre (satisfecho), una cara neutra (neutral) y una cara triste para mostrar la insatisfacción del usuario.

A su vez, el gobierno puede consultar la herramienta en cualquier momento y ver en tiempo real los niveles de felicidad de los vecinos o visitantes.

Los datos registradostambién se almacenan, lo que permite analizarlosmás tarde con el objetivo de determinar en qué punto de cada día, semana o mes fueron más felices.

Armados hasta los dientes

el Ministerio de la Felicidad de Dubái también cuenta con un destacamento especial, la Patrulla de la Felicidad. Sus agentes, en vez de poner multas, premian con cupones de regalo a los conductores que respetan la normativa.