Se conocieron nuevos datos que hablan de la explosión del fenómeno en el país. Crece exponencialmente la producción, la venta y el consumo.

La sublime combinación de fernet con coca, que según lo reconoció la propia Fratelli Branca nació en Córdoba, cada vez le genera más ganancias a sus distintos fabricantes. Los últimos datos que se conocen sobre producción, venta y consumo demuestran un crecimiento exponencial y un futuro más que venturoso.

Según un informe de la International Wine and Spirit Research (IWSR), que publicó Forbes Argentina, el fernet, con más 50 millones de litros anuales, es la tercera bebida alcohólica más consumida del país, detrás de la cerveza y el vino. En 2016, se vendieron 1.900 millones de litros de la categoría cerveza (61% del mercado) y 989 millones de litros de vino (32%). El fernet lidera la categoría de spirits, seguida por aperitivos, licores y whisky.

Para seguir hablando de números, hay que analizar los datos de la consultora Euromonitor Internacional, que dicen que el mercado del fernet movió el año pasado 20.412 millones de dólares, esto representa un avance del 23 por ciento en cinco años. Son 3.828 millones más que en 2011.

De acuerdo con el último análisis de mercado de Kantar Worldpanel, otra consultora especializada en consumo, en 2016 el 72 por ciento del volumen total de venta de fernet correspondió al interior del país.

De todo el consumo, 7 de cada 10 botellas de fernet que se venden corresponde al segmento Premium, donde Branca es líder absoluto. El estudio de Kantar dice que esa marca domina el mercado y que se vende por igual en hogares de alto y de bajo poder adquisitivo. El 50 por ciento de Branca se vende en sectores económicos bajos, algo poco frecuente si se tiene en cuenta que una botella de 750 ml cuesta, en promedio, 170 pesos.

Eso sí, Kantar dice que la crisis también afectó al consumo de fernet. Todas las marcas perdieron respecto de 2015, con la excepción de la cordobesa 1882.