Los barberos solidarios se hicieron presentes en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.
El trabajo de los estudiantes de barbería en el Hogar Padre Lamónaca.

Les cortaron el pelo, los afeitaron y tiñeron. Organizan este tipo de actividades para contener a los abuelos y que no se sientan tan solos.

“El amor no es un sentimiento, el amor es acción”. La frase pertenece a uno de los maestros barberos que tiene Córdoba y fue posteada en su muro de Facebook, como una manera de contar una gran historia solidaria que se repite cada año.

Cysar Gallardo, el profesional en cuestión, volvió a organizar desde Studio 86 Potenciadores de Imagen y junto con sus alumnos de la Escuela de Emprendedores, una visita al Hogar de Ancianos municipal Padre Lamónaca, como parte de la formación de los futuros profesionales.

Allí, y tal como lo hicieron otros años, los peluqueros y barberos lookearon a los abuelos, en una tarde de charlas, mate y tango que conmovió a más de uno.

“Los abrazos, los mates, los chistes, los tangos, los consejos, son la mayor satisfacción que puede darnos esta profesión. Quienes hacemos este proyecto de formación les agradecemos y los felicitamos por que son nuestro orgullo”, señala Cysar respecto de todos los que participaron de la actividad.

Muchos de estos abuelos están solos, no tienen contención y mucho menos pueden ocuparse de su cuidado y aseo personal, por lo que la actividad realmente produjo un alto impacto en ellos.

“Los abuelos necesitan medias usadas o nuevas y maquinas de afeitar, jabón y elementos de higiene personal, por caso shampoo, no lo tienen y verdaderamente lo necesitan. Les pedimos a los que puedan colaborar que nos acerquen este tipo de elementos a nuestro negocio, el mes que viene volvemos a realizar este trabajo”, dijo Cysar.

La barbería está ubicada en calle Rioja al 1022, a pocas cuadras de la Plaza Colón.

Además, Gallardo invitó a los profesionales del rubro que quieran sumarse, manicuras, etc, a acercarse al lugar para poder participar también el mes que viene.