Cualquier ocasión es buena para poner manos a la obra y sorprender a tus familiares y amigos con esta delicia. Aquí, el paso a paso de una receta que no falla. 

Por Magalí Gaido. 

Los alfajores de maicena son un clásico para acompañar las mateadas de los argentinos, con mucho dulce de leche y tan tiernitos que se te desarmen en la boca.

Día a Día te comparte esta que no falla. Con estas cantidades salen 6 alfajores grandes o 12 chiquitos. Para una versión sin glúten, reemplazá el total de la harina por maicena y procura comprar un dulce sin TACC. Fundamental: el dulce de leche debe ser sí o sí repostero.

Necesitás

100 gramos de manteca pomada, 200 gramos de maicena, 100 gramos de harina leudante, 150 gramos de azúcar impalpable, 2 yemas, 1 huevo, ralladura de limón, esencia de vainilla, 50 gramos de coco rallado, 500 gramos de dulce de leche repostero.

Ingredientes húmedos

Batí en un bol la manteca pomada con las dos yemas y el huevo, agregá el azúcar impalpable y mezclá hasta integrar por completo. Incorporá la ralladura de limón y la esencia de vainilla.

Agregamos los secos

Mezclá la harina y la maicena. Con un tamiz andá incorporando de a una taza los ingredientes secos a los húmedos. Una vez que termines, con estas proporciones debe quedarte formada la masa. Si continúa un poco húmeda, agregá de a una cucharada de harina hasta conseguir la consistencia deseada.

A la heladera

Reservá la masa en un papel film y llevá a la heladera por quince minutos.

Estirar y cortar

Espolvoreá la mesada con harina y sacá del film el bollo de masa. Estirá con palo de amasar hasta que te quede de medio centímetro de espesor. Cortá las tapitas con un molde redondo, del tamaño que desees.

Al horno

Con mucho cuidado, colocá tus tapitas de alfajores en una placa para horno previamente enmantecada y enharinada. También puede ser sobre papel manteca o bien sobre una placa de silicona. En los últimos dos casos, no hace falta agregarle nada para que no se pegue. Tené en cuenta que las tapas se expanden, por lo que es recomendable colocarlas con bastante espacio entre sí para que no se amontonen en la cocción. Fundamental: el tiempo de horno es exactamente 7 minutos a 180°C.

Armamos

Con todas las tapitas ya cocinadas, empezamos con la mejor parte del proceso: el armado. Con una manga o cuchara, agregá el dulce de leche en una de las tapas y unilas. Con una cuchara pequeña pintá con dulce todo el borde del alfajor y pasalo por coco rallado. Atenti: no le mezquines dulce, el secreto de estos alfajores está en la buena cantidad que tienen.

A disfrutar

¡Listo! En menos de una hora tenés preparados estos deliciosos alfajores para sorprender a todos.

Video de la receta completa

Repasá en este video el paso a paso de toda la elaboración. Contanos después qué tal te salieron.