Si bien la empresa continúa pagando el sueldo de los trabajadores cesanteados, no les permiten ingresar a la fábrica.

Delegados gremiales de la planta de la empresa de productos químicos Atanor ubicada en la localidad cordobesa de Río Tercero reclamaron este martes, nuevamente, por la reinserción de 24 empleados despedidos la semana pasada, situación por la que el Ministerio de Trabajo provincial dictó la conciliación obligatoria.

Si bien la empresa continúa pagando el sueldo de los trabajadores cesanteados, no les permiten ingresar a la fábrica, cuestión que se discutió ayer en la primera reunión entre representantes de la compañía, delegados gremiales y miembros del Ministerio de Trabajo.

Sobre la situación de los despedidos, la empresa dijo que el viernes dará una respuesta: “el viernes estarían avisándonos a nosotros para que teóricamente los chicos vuelvan a sus puestos de trabajo como corresponde”, comentó a Télam Enrique Requena, secretario adjunto del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Afines de esa población del departamento Tercero Arriba, 110 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba.

“Tuvimos la reunión entre el Ministerio de Trabajo y parte de la cúpula de Atanor y se intimó a la empresa a que los 24 compañeros volvieran a sus puestos de trabajo”, comentó Requena.

Al momento siguen cobrando su salario completo, pero el gremio está pidiendo que mientras persista la conciliación obligatoria dejen entrar a los empleados a ocupar sus puestos de trabajo habituales.

“El ministerio intimó a la empresa a que respeten la conciliación obligatoria, porque era retrotraer todo al día anterior de los despidos, esto significa que los compañeros tienen que estar trabajando en sus puestos de trabajo normales”, aclaró Requena.

Además, el gremialista consideró que “mucha voluntad la empresa no tiene porque si no los hubiesen retomado dentro de la conciliación y tendrían que estar en sus puestos de trabajo. En su momento no la acataron, sí acataron seguir pagándoles el sueldo, pero fuera del predio fabril”.

La medida impulsada por el Ministerio de Trabajo rige desde el martes de la semana pasada y se extenderá por 15 días hábiles, mientras los empleados aguardan a lo que el viernes dictamine la empresa, y en caso de no ser reincorporados, el lunes venidero se realizará la segunda audiencia con miembros de la cartera provincial.