Este martes está prevista la sentencia contra el policía acusado de matar al adolescente durante la feroz represión en la crisis de 2001, en barrio Villa 9 de Julio de Córdoba.

Para este martes al mediodía está prevista en la Cámara Primera del Crimen la última palabra y posterior sentencia por el asesinato del adolescente David Moreno, ocurrido durante la represión policial en la crisis social de diciembre de 2001.

La fiscal Dolores Romero Díaz pidió 16 años de prisión al policía Hugo Cánovas (43) por la muerte del chicode 13 años, ocurrida cuando miraba los disturbios en barrio Villa 9 de Julio.

También solicitó que quede detenido -el acusado asiste al juicio en libertad- y que intervenga el Tribunal de Conducta Policial para retirarle el arma reglamentaria, el chaleco y suspenderlo de sus funciones.

Otro dato importante es que la fiscal pidió la imputación por presunto falso testimonio a Osvaldo Folli, quien en aquella época era el jefe de la División Armamento de la Policía de Córdoba.

Al juicio también llegaron como imputadas por presunto falso testimonio las policías Daniela Alejandra Adán (52) y Laura Estela Freire (45), quienes según la acusación habrían sido quienes entregaron a Cánovas los proyectiles de goma antitumulto, además de las balas de plomo que pusieron fin a la vida del adolescente con una escopeta calibre 12.70.

La fiscal mantuvo la acusación sobre la primera, y pidió la absolución sobre la segunda.

A las 11 está prevista una manifestación en la puerta de Tribunales II, según Justicia para David Moreno.