El gobernador fue invitado a un acto en la Cámara de Comercio y pronunció un duro discurso de campaña. 

Justo en el día donde se lanza la campaña de los partidos con vistas a las próximas elecciones de agosto en las Paso, el gobernador Juan Schiaretti pronunció un duro discurso contra la Nación en el marco de una disertación a la que fue invitado por la Cámara de Comercio de Córdoba.

El mandatario provincial aprovechó la ocasión para dar a conocer una serie de anuncios de gestión, pero también se metió de lleno en el terreno político en favor de los candidatos de Unión por Córdoba.

“Me pongo la campaña al hombro, por supuesto”, remarcó Schiaretti en diálogo con los periodistas a posteriori de brindar su disertación.

El gobernador anunció que habrá una baja en el Impuesto a los Ingresos Brutos para los créditos hipotecarios, un reclamo que le había hecho hace un par de días el presidente Mauricio Macri en su visita a Córdoba.

Se rebajaría del 8 al 1,5 por ciento, según las declaraciones que realizó durante ese acto.

Pero, el mandatario aseguró que respondía no a ese reclamo sino a un pedido que le habían hecho las cámaras vinculadas con la construcción.

“Le pido a mi amigo Macri que tenga coraje, todo va para Buenos Aires, todo va para los porteños, eso es algo que tenemos que cortar”, dijo Schiaretti.

“Córdoba es la provincia que más bajó impuestos en los últimos años en la Argentina, hacer un reclamo por eso es desconocer lo que pasó”, señaló.

Y reclamó que la Nación le envíe a Córdoba los fondos que le adeuda por la Caja. “Le pido a mi amigo el presidente su intervención personal para evitar que tengamos que recurrir a la Justicia”.

“Los que realmente nos plantamos ante el gobierno de Cristina fuimos los cordobeses, no recuerdo que el presidente se haya solidarizado con Córdoba en ese momento”, cargó Schiaretti