Los mandatarios denunciaron ante la Secretaría de Recursos Hídricos de La Pampa la construcción de canales clandestinos en el sur cordobés.

Los municipios de Bernardo Larroudé, Sarah e Intendente Alvear denunciaron ante la Secretaría de Recursos Hídricos de La Pampa la construcción de canales clandestinos en el sur de Córdoba, a lo que atribuyeron un incremento considerable en el caudal de agua que llega a la provincia y pone en riesgo a sus localidades.

El jefe comunal de Sarah, Carlos Antonieta, “estuvo sobrevolando la zona porque notábamos que el agua está viniendo de Córdoba cada vez con mayor caudal y se detectó ese canal clandestino, por lo que hicimos una presentación en Recursos Hídricos para que se analice la cuestión, que es grave”, afirmó José Luis Galloti, intendente de Larroudé.

Gallotti señaló que “seguramente la próxima semana habrá una reunión entre autoridades de La Pampa y Córdoba” y advirtió que “el agua pasa por Sarah y viene a Larroudé hasta Alvear. La situación es complicada, es impresionante el recurso hídrico que está entrando de esa zona”, alertó. El 14 de julio, “en oportunidad de sobrevolar la zona inundada que afecta a nuestras localidades se pudo observar la presumible existencia de un canal derivador de agua en el sur de Córdoba, sobre la estancia ‘Tres Lagunas’, al noroeste de Sarah”, dice el escrito que Gallotti, Antonieta y el intendente de Alvear, Francisco Traverso, presentaron hoy ante Recursos Hídricos.

“La existencia de canalizaciones pueden afectar directamente a nuestras localidades, y a todo el norte, provocando la agilización artificial de aguas que rápidamente son conducidas hacia nuestra región, agravando más la situación catastrófica que afecta los cascos urbanos, redes viales primarias, red terciaria y a la producción agropecuaria, motor de la economía”, afirman los jefes comunales.

En la presentación, los intendentes pidieron una respuesta “urgente” por parte de las autoridades pampeanas, y que “se eleven los reclamos al Comité de Cuenca de la Región Hídrica del Noroeste de la Llanura Pampeana, a fin de que Córdoba retrotraiga la situación que pone en peligro los cascos urbanos del norte provincial”.