El Gobernador anunció que en setiembre espera tener sus propias cifras para medir la pobreza en la provincia.

El gobernador cordobés, Juan Schiaretti, afirmó hoy que la medición sobre los niveles de pobreza que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) “es una vergüenza”, y a modo de ejemplo calificó como “una burla” que se baje en tres meses un 11,5% el nivel de ese rubro en el conglomerado urbano del gran Córdoba.

El mandatario provincial sostuvo hoy que “hace poco tiempo el Indec sacó que el Gran Córdoba era la región con 40,5% de pobreza y los datos del Indec del primer trimestre dicen que son 29%”.

“No le creo ninguno de los dos datos -añadió- porque es una burla que se baje en tres meses 11,5% el nivel de pobreza”, al tiempo que tildó al estudio del Instituto Nacional de “poco serio”.

“Lo que más me preocupa es que se juega con las necesidades de la gente”, dijo y explicó: “Como provincia, todos los programas sociales surgen de los datos de pobreza que necesitamos”.

Indicó que “precisamente por eso la Provincia hace sus medidas propias porque los números del Indec no son de confiar”.

Finalmente Schiaretti, adelantó que en septiembre “espera” tener sus propias cifras para medir la pobreza con un “Monitoreo de Condiciones de Vida” propio de la provincia.

Schiaretti lo expresó tras visitar hoy la localidad de Villa Nueva, en el departamento General San Martín, para firmar convenios por obras viales y hacer entrega de ayudas económicas reintegrables Vida Digna a vecinos de la localidad, además de anunciar obras para Villa María.