En la concentración de Talleres, en el Hotel de la Liga Salteña de Fútbol, el Cholo es de los más solicitados del plantel.

Tiene un imán. Puertas adentro y hacia fuera. Pablo Guiñazú es uno de los jugadores más solicitados por la gente y por los propios trabajadores en el Hotel de la Liga Salteña de Fútbol.

Pero el capitán de Talleres también lo es puertas adentro. Sabe que tiene que “meterle” como él lo suele repetir. Y avisa desde la Linda: “estamos a full maestro, trabajando a fondo y muy contento por el grupo que hay”.

Guiñazú es uno de los más buscados por los hinchas. Por los fanáticos del fútbol salteño y por ser uno de los grandes referentes. “Es muy lindo el cariño de los hinchas”, repite el jugador más experimentado de la T.

Guiñazú sostiene la mística Talleres, a pesar de ser uno de los valores “nuevos” en la reciente historia del club, pero está consustanciado con un proyecto importante y con miras hacia conseguir más cosas.

La sonrisa no se le va al Cholo, a pesar de que el trabajo físico ha sido tremendamente duro en la capital salteña.

Mirá también: Dos ex Talleres de Córdoba aparecen en el radar de Godoy Cruz

Mirá también: Talleres anunció el nuevo DT de la reserva