El Presidente lo llamó por teléfono mientras el cordobés se encontraba en Italia.

Lo que ya es una costumbre en Mauricio Macri tocó otra vez a un cordobés. Esta vez fue el tenista Gustavo Fernández quien recibió un llamado del Presidente argentino. 

La razón del llamado fue porque el cordobés de Río Tercero llegó a la final de Wimbledon y, por lo tanto, Macri aprovechó la ocasión para felicitarlo.

El actual número uno del mundo en tenis adaptado se encontraba en Italia visitando a su hermano, quien juega al básquet en Trieste.

Ahí, Macri le respondió sorprendido “ah, familia de deportistas, viejo”. A lo que “Gusti” agregó que su padre, el Lobito, “va a ser el director técnico de básquet de Boca”.

Además de felicitarlo, el mandatario argentino le consultó sobre porqué se le había escapado el título y hablaron de rasgos de la personalidad de ambos.

Por último Gustavo reconoció que estaba viviendo una semana muy especial y que debía disfrutarla.

Mirá la conversación completa