Un prestigioso científico aseguró que las mismas variaciones genéticas que protegieron al hombre siglos atrás de infecciones bacterianas, ahora se volvieron en contra.

Las variaciones genéticas que durante siglos se encargaron de proteger al ser humano de algunas infecciones bacterianas, son las mismas que ahora volvieron al hombre más vulnerable a enfermedades autoinmunes como la celiaquía, el lupus o determinados tipos de diabetes.

Así lo aseguró el investigador del Instituto Pasteur de París y director científico del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia, Luis Quintana-Murci.

Al respecto, el prestigioso científico explicó que la selección natural no es un camino de rosas. “Ha tenido como precio que pagar más casos de celiaquía y de diabetes”, subrayó.

Quintana-Murci detalló que con el tiempo, el sistema inmunitario se ha vuelto mucho más combativo, algo que contrasta con la época actual, cuando la especie humana tiene que hacer frente a una presión patológica muchísimo menor gracias a los avances médicos como los antibióticos y las vacunas.

“Por eso, las mutaciones de nuestro organismo que se produjeron hace siglos para protegernos de epidemias que ya no nos afectan, como la peste o el cólera, ahora pueden desencadenar otras patologías, como la anemia”, advirtió el especialista.

El investigador también recordó que durante miles de años los humanos tuvieron que adaptarse a diferentes climas, recursos nutricionales y patógenos. Esas adaptaciones genéticas, de hecho, permitieron a las pasadas generaciones sobrevivir a las enfermedades de la época.