Daniele le envió una nota a Arzani y lo amenazó con querellarlo. El gremio afirma que la ley lo faculta a hacer asambleas sin autorización previa.

El conflicto entre el Sindicato de Empleados Municipales (Suoem) y la comuna capitalina sigue sumando capítulos.

El lunes, el gremio conducido por Rubén Daniele le envió una nota al secretario general de la Municipalidad de Córdoba, Daniel Arzani, en la cual le señala que la ley 23.531 de asociaciones sindicales permite a los gremios a realizar asambleas sin autorización previa, y amenazó al funcionario con interponerle un querella por “práctica desleal”.

En la misiva, firmada por el propio Daniele, se indica que “la ley faculta a las asociaciones sindicales a la realización de asambleas sin necesidad de autorización previa como demostración de la autonomía sindical”.

El sindicalista le advirtió a Arzani que “debe abstenerse de continuar en su conducta antigremial bajo apercibimiento a interponer formal querella por práctica desleal”. La autoridades municipales insiste en que están facultadas a exigir que las asambleas sean autorizadas.

En ese marco, el Suoem realizó ayer una asamblea desde las 10 en el área de Alumbrado Público. El sindicato también señaló que la asamblea del pasado jueves en el Palacio 6 de Julio fue debidamente notificada por el gremio.

La semana pasada, Arzani había dicho que como secretario general está encargado, como responsable de los recursos humanos, de hacer cumplir la ordenanza que regula el horario de las asambleas.

“En ningún momento hemos perseguido a ningún empleado y sólo hemos comunicado a los funcionarios que una vez concluida la asamblea digan cuales son los empleados que participaron para descontarles la hora”, señaló el funcionario.