Sandra Díaz fue distinguida con el Premio Ramón Magalef de Ecología 2017, en Cataluña. El galardón está dotado con 80 mil euros.

Sandra Díaz, doctora en Ciencias Biológicas y catedrática de la Universidad Nacional de Córdoba, recibió este miércoles el Premio Ramon Margalef de Ecología 2017, uno de los galardones internacionales más importantes en este ámbito, dotado con 80 mil euros (unos 90 mil dólares).

El Gobierno de la región de Cataluña dio a conocer el galardón de la decimotercera edición de esta iniciativa, cuyo objetivo es reconocer a personas, entidades o colectivos que se hayan distinguido de manera excepcional en el campo de la ciencia ecológica.

El jurado del premio valoró la contribución de Díaz “a la comprensión del impacto del cambio ambiental global sobre la biodiversidad regional de los ecosistemas vegetales”.

También se destacó “su papel protagonista y pionero en el desarrollo teórico y la implementación práctica del concepto de diversidad funcional”, así como “las herramientas que ha desarrollado para la implementación metodológica del concepto y su aplicación empírica”.

Díaz se doctoró en Ciencias Biológicas en 1989 por la Universidad de Córdoba y su especialidad es la interacción entre biodiversidad funcional, procesos y servicios ecosistémicos a distintas escalas, en el contexto del cambio ambiental global.

Díaz fue miembro del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) que recibió el Premio Nobel de la Paz en 2007 y dos años más tarde fue elegida como uno de los 18 asociados extranjeros de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, en el campo de Ambiente y Ecología, siendo así la primera mujer argentina que integra esta institución.

Actualmente, la doctora, que es autora de más de 130 publicaciones científicas, es co-presidenta de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), propiciada por las Naciones Unidas y es investigadora superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).