El Presidente pasó por Córdoba, a dos días del inicio de la campaña por las legislativas 2017. Respaldó a Baldassi, cuestionó a Gils Carbó, y valoró el rumbo del país. Estamos avanzando, dijo. 

Por Laura Giubergia

A dos días del inicio oficial de la campaña legislativa 2017, el presidente Mauricio Macri visitó Córdoba, y se cruzó con el gobernador Juan Schiaretti por la presión impositiva a los créditos hipotecarios, en plena conferencia de prensa. El mandatario llegó acompañado por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

Macri empezó agradeciéndole a Schiaretti la adhesión de Córdoba a la ley de ART, y así como al pasar le facturó que “faltaría la adhesión al Seclo (Servicio de Conciliación Laboral Obligatorio) y también podríamos bajar los Ingresos Brutos en los créditos hipotecarios. Estoy muy manguero”, apuntó.

De esta manera, Macri introducía en lo que parecía una conferencia de prensa más que cordial, la única “chispa de discordia” del día con la Provincia, al poner sobre el tapete el Costo Córdoba. Lejos de dejar pasar el comentario Schiaretti no esquivó el reproche, tomó el micrófono y le respondió que la Provincia podrá bajar más los impuestos “cuando la Nación devuelva todo lo que le corresponde a la provincia y que se está quedando desde hace 30 años”, un argumento que viene sosteniendo desde hace años.

La chicana siguió un poco más, y el Presidente le dijo, parafraseando al difundo expresidente Raúl Alfonsín: “A vos no te ha ido mal, gordito, has cobrado 6 mil millones más con el fallo de la Corte”. “Pero tuvimos que hacer juicio”, volvió a responder el gobernador, dando por finalizado el “entredicho”.

Respaldo a Baldassi. De muy buen humor, y acortando toda distancia con Schiaretti llamándolo “Gringo”, el Presidente dijo que en las próximas elecciones se define si continua el cambio en el país o si se vuelve al pasado. Y en ese contexto remarcó que Héctor “Coneja” Baldassi “es un gran diputado que tiene Córdoba, que me representa en esta elección”.

Economía. “Por suerte estamos bajando la inflación, como nos habíamos comprometido”, expresó Macri, y dijo que la tendencia es a la baja. “En eso soy optimista porque la inflación siempre castiga a los que menos tienen”, señaló.

“En 18 meses no se construye un país nuevo, pero hemos dado grandes pasos. Los que sabemos a dónde vamos, sabemos que nos falta muchísimo.

Inversiones. Destacó, a su vez, que ya no hay más cepo cambiario y eso permitió la llegada de importantes inversiones “como Renault y Fiat”. “El que quiere venir puede hacerlo. Es el país que más va a crecer en estos años”, apuntó el presidente.

Señaló la necesidad de avanzar en una reforma impositiva en el país: “Tenemos que ponernos las pilas para que bajen los impuestos si queremos más trabajo”.

Gils Carbó. Consultado sobre la situación de la Procuradora Alejandra Gils Carbó, el Presidente lamentó que “insista en permanecer en cargo”, y consideró que “no es una fiscal imparcial sino una militante política del kirchnerismo que ha obstruido investigaciones por corrupción de la anterior gestión”. “Hemos hecho un compromiso para que se acabe la impunidad”, manifestó.

Odebrecht. “Queremos saber quién cobró las coimas que sabemos que Odebrecht pagó”, expresó Macri, y dijo que por alguna razón hubo un sector de la Cámara de Diputados que no quiso colaborar con ese artículo de la Ley de Responsabilidad Empresaria. Apuntó, también, que Gils Carbó tampoco cooperó. “Hay sectores a los que les interesa que Odebrecht no hable”, reflexionó.

Después de cuatro preguntas, el mandatario abandonó la sala de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), para hacer un recorrido por los barrios y visitar luego la localidad de Villa María.

Con obras en mano

El presidente Mauricio Macri valoró las grandes obras que se están desarrollando en la Provincia, y dijo que la autopista Córdoba-San Francisco se hará en 24 meses. Además, mencionó los fondos para la ruta 19, la licitación de la ruta 158 y la finalización del trazado de la Circunvalación, además de la autovía Córdoba – Río Cuarto que estaría terminada hacia finales de octubre.

“No entiendo por qué se tiene que enojar (el exgobernador José Manuel) De la Sota, porque faltaba la mitad de la famosa autovía de la ruta 36 y estamos ayudando con las dos terceras partes de lo que faltaba”, aclaró Macri. Días atrás, De la Sota había cuestionado que la Nación se atribuyera obras que venía realizando la Provincia. Schiaretti intervino para aclarar “el contexto” de la ruta 36: “El anterior Gobierno no puso dinero. Se llegó en la gestión anterior el 60 por ciento de la ruta y la Nación ahora puso 2 mil millones de peso y se va a terminar esa obra y eso es importante”. A fin de mes quedaría inaugurada la variante Elena.