Ocurrió en la Terminal de Ómnibus de Córdoba. El niño se encuentra bien en el Hospital de Niños. 

Las buenas nuevas que involucran a agentes de la Policía de Córdoba se multiplican por estos días. Es que este martes un miembro de la fuerza reanimó a un niño de dos años que se desvaneció en la nueva sede de la Terminal de Ómnibus de Córdoba.

El agente en cuestión es Leandro Bazán, de 23 años y que lleva dos meses en la fuerza. En un momento cuando realizadaba su recorrida vio una congestión de gente en el baño de mujeres del edificio y una mujer gritando con un niño en el piso.

En ese momento, y al ver que el pequeño estaba sin signos vitales, aplicó maniobras de Reanimación Cardio Pulmonar y así reaccionó el pequeño.

El niño fue trasladado al Hospital de Niños donde permanecía en observación y en buen estado de salud.

Esta historia se suma a otra informada durante el fin de semana en la que un agente reanimó a un menor ahogado con un caramelo durante el acto por el Día de la Independencia en Quilino.