La Justicia exhibe en la comisaría primera los objetos secuestrados en allanamientos, y solicitan que las víctimas de robos se acerquen a retirarlos (previo acreditar que son los dueños).

A principios de este mes, el fiscal Guillermo González ordenó 60 allanamientos en la Galería Norte de la ciudad de Córdoba y secuestró múltiples objetos robados.

La Policía, Afip, Aduana y Gendarmería Nacional invadieron la galería en el procedimiento y se llevaron entre otras cosas celulares y computadoras.

Ahora, todos esos objetos se encuentran exhibidos en la comisaría primera (ubicada en Entre Ríos y Balcarce) y el fiscal González pidió que las víctimas de robos se acerquen a acreditar que son los propietarios.

Si bien el funcionario reconoció que es difícil demostrarlo dado que “en muchos de los celulares se han hecho operaciones informáticas”, solicitó que la gente se acerque porque los teléfonos incautados “son cientos”.

“Si no tienen documentación lo mismo tienen que venir. El celular puede tener fotos de familiares con lo que puede ser suficiente para acreditar pertenencia. Entre los cientos de celulares algunos están reseteados y otros no han sido reseteados. Además pueden tener algún seña particular como ser algún golpe o demás”, aclaró González en el programa Entre Nosotros Rebeca.

Los objetos estarán exhibidos “el tiempo que sea necesario”, apuntó el fiscal.

La Galería Norte es “blanco” de la Justicia todos los años. Sin ir más lejos, a fines de junio, en otro operativo, hubo 18 detenidos y 75 mil películas “truchas” secuestradas.