En 2017, más de 70 actas por día por conducir y utilizar el teléfono. Sólo dos multas en 6 meses a automovilistas alcoholizados.

Lejos de disminuir, la cantidad de multas realizadas a los conductores que manejan y usan el celular el mismo tiempo se convertirá por segundo año consecutivo –si se mantienen los indicadores de lo que va de 2017– en la falta más sancionada por la Municipalidad. 

En un estudio de comparación de 2014 hasta la fecha, y al que tuvo acceso Día a Día, se demuestra que en los últimos tres años y medio, a excepción de 2015, esta infracción encabezó el ranking de las faltas de los automovilistas.

Un análisis realizado por la Justicia Administrativa Municipal de Faltas, a cargo de Ramón Ortega, reveló que en lo que va de este año los conductores manejaron y utilizar el celular en el auto en iguales cantidades que en 2016, y que es una tendencia que está lejos de disminuir, pese a que se les aplica hoy a los automovilistas multas –de acuerdo con el Código de Convivencia Ciudadana– que van desde 883,20 pesos hasta los 2.649,60.

En 2014, se realizaron por esta falta 28.024 multas y en el 2015 fue el único año que disminuyeron a 20.683. En 2016 se repitió un escenario similar al 2014, cuando hubo 27.560 casos registrados; mientras que en lo que va del año, se llevaron a constar 13.335 faltas, o sea más de 70 por día.

En lo que respecta a las multas a los choferes que conducen y usan el celular, hubo una baja en la cantidad de las actas realizadas: en 2014 se labraron 16; en 2015, 12; en 2016, 15; y sólo en lo que va del año se sancionaron a dos conductores del servicio público. En estos casos, el valor máximo de esta sanción para un colectivero es de 2.649 pesos.

Se dio, además, una baja aún mayor respecto de la cantidad de multas realizadas en los últimos años a automovilistas alcoholizados. En 2014 se llegaron a realizar 443; en 2015, 151; en 2016, 249; y en lo que va del año sólo 85. En esta falta se abrió una brecha entre 2014 y 2015.

Hoy, con los números de 2017, en lo que va del año el municipio aplicó una sanción cada dos días aproximadamente. Una multa por esta falta puede costarle a un infractor desde 3.532 pesos hasta 22.963.

También se labraron actas a choferes del servicio público por no pasar los controles de alcoholemia, en el primer semestre de 2017 se hicieron dos; mientras que en todo 2014 hubo 8; bajaron en 2015, a 5; y volvieron a subir el año pasado a 11, el número más alto de los últimos tres años.