El segundo goleador de la última Liga Nacional despertó el interés de varios equipos y se complica su regreso a Alta Córdoba.

Por Marcelo Chaijale

Instituto tenía como prioridad para la próxima Liga Nacional la continuidad de su goleador, Rodney Green. 

El nuevo DT, Facundo Müller, armaba el equipo con el estadounidense entre los cinco de arranque, pero deberá cambiar de planes.

Green, segundo máximo anotador de la temporada, con 19,8 tantos en 59 partidos, es pretendido por varios clubes, y es “muy difícil que juegue en Instituto”, reconoció en Día a Día un alto directivo de la entidad de Alta Córdoba.

De todas maneras, la Gloria conserva la “reserva” del jugador extranjero y la dirigencia “le sacará jugo”. El monto de la reserva la fijará la asamblea que la Asociación de Clubes realizará en los próximos días, y el club que se quede con Green deberá abonarle a Instituto.

Quimsa de Santiago del Estero está armando un equipo poderoso y picó en punta para quedarse con el goleador. En Atenas también gusta Green.

Mientras en Alta Córdoba, además del reemplazante del goleador, pretenden renovar con el alero Miguel Gerlero y Pablo Bruna, más la búsqueda de un “4” extranjero.

Ya están Sam Clancy y Gastón Whelan.