Una publicación de Ezequiel Agüero para identificar sin errores cada una de las especies.

La medicina natural ha logrado instalarse como complemento ideal de la tradicional. Las recetas o infusiones con plantas y flores, que nuestros abuelos y padres usaban como alternativa, son utilizadas en forma habitual en muchos hogares.

Son muchas las formas y aplicaciones que tiene cada una de ellas, de ahí la importancia de Plantas medicinales silvestres del centro de Argentina, de Ezequiel Agüero. Una publicación para identificar sin errores cada una de las especies.

El libro presenta a las plantas en orden alfabético. El autor explica que la Organización Mundial de la Salud afirma que la atención primaria del 80% de la población mundial está basada en la medicina tradicional o etnomedicina.

Además, él mismo es quien ha identificado, recolectado, conservado y preparado cada planta de acuerdo a sus conocimientos o a las tradiciones de los pueblos originarios. Las fotografías que lo ilustran muestran en detalle cada flor, hoja o planta; muchas de ellas conocidas y otras, no tanto.

Cada planta tiene una forma especial de preparado, como infusión, de cocción, maceración o como tintura, jarabe o elixir. Pueden usarse como vahos, gargarismos o baños de asiento.

La importancia del secado y envasado, cómo efectuar la recolección y cómo elegir la mejor hoja o flor. Entre las plantas encontramos albahaca silvestre, amor seco, barba de viejo, berro, campanilla, chañar, culandrillo, diente de león, incayuyo, moradillo y muchísimas más.

Cada una con su nombre común, el científico, la descripción general, el hábitat, los usos medicinales específicos y la preparación para cada afección. Una gran guía visual para los amantes de la naturaleza y de las plantas silvestres que quieran recorrer nuestras sierras aprovechando lo mejor de la medicina natural.