El neumococo es responsable de 1,6 millones de muertes anuales en el mundo. Autoridades sanitarias remarcan la importancia de que los grupos de riesgo reciban el esquema secuencial de dos vacunas. 

Depende del lugar en el que se declaren los síntomas, la enfermedad neumocócica puede adquirir varias denominaciones: neumonía, meningitis, infección en la sangre o inflamación del oído. Pero en todos los casos se trata de una bacteria llamada Streptococcus pneumoniae (neumococo) responsable de la muerte de 1,6 millones de personas al año en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los individuos en los extremos de la vida son los más vulnerables a la infección por neumococo. Por eso las autoridades sanitarias recomiendan que, con la llegada de los primeros fríos, todos los adultos mayores de 65 años y los grupos de riesgo reciban el esquema secuencial de dos vacunas para estar mayormente protegidos.

“Vacunarse es la forma más efectiva de prevenir la enfermedad neumocócica. A partir de este año, la indicación es un esquema secuencial de dos vacunas”, afirmó el doctor Francisco Nacinovich, miembro de la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología (Sadi).

Si bien pueden aplicarse la vacuna antineumocócica en cualquier momento del año, es conveniente aprovechar la vacunación antigripal para también aplicarse esta vacuna, ya que protege contra infecciones respiratorias.

La vacunación secuencial contra neumococo tiene como propósito reducir la incidencia, complicaciones, secuelas y mortalidad por neumonía y enfermedad neumocócica invasiva en Argentina.

Aunque cualquier persona puede sufrir una infección por neumococo, los mayores de 65 años y los individuos entre los 18 y 64 años con al menos un factor de riesgo, son los más vulnerables para padecer cualquier forma de enfermedad por este germen.

“Pocos saben que el neumococo puede afectar cualquier órgano del cuerpo, pero es el aparato respiratorio en toda su extensión al que con más frecuencia ataca. Entre las manifestaciones clínicas puede producir tos, fiebre, decaimiento, malestar general y, en casos severos, dificultad respiratoria, infección generalizada y eventualmente la muerte”.

Pablo Bonvehí, infectólogo

Las vacunas mencionadas se encuentran disponibles en todos los vacunatorios, centros de salud, puestos sanitarios y hospitales del país.

HACELO. La semana pasada, un polémico proyecto de ley que busca terminar con la obligatoriedad de las vacunas, generó un gran revuelo y volvió a poner en debate este tema.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación, recordaron que las vacunas y el agua potable son las dos herramientas más importantes para la prevención de enfermedades.

Las máximas autoridades sanitarias del país aseguraron que gracias a una correcta vacunación, en Argentina no existen, por ejemplo, casos autóctonos del sarampión desde el año 2000.

Todas las vacunas del Calendario Nacional de Vacunación son gratuitas y obligatorias para la población que corresponda.

Qué es el esquema secuencial

» Consiste en la aplicación de la vacuna conjugada contra neumococo 13 valente y luego la vacuna contra neumococo polisacárida 23 valente.

» La 13 valente tiene estudios de eficacia contra neumonía en personas mayores.

» La 23 valente ofrece un mayor espectro de protección contra distintos tipos de neumococo y también brinda protección contra las formas graves o invasivas de enfermedad neumocócica.

» La aplicación de ambas vacunas asegura una mejor protección para los grupos de adultos de mayor riesgo.