Los choferes despedidos esperan hasta el miércoles



Los conductores de transporte que fueron despedidos por hacer paro iban a retomar las protestas hoy. Pero decidieron esperar hasta el miércoles. 

Los choferes despedidos por el paro de transporte decidieron posponer hasta el miércoles sus medidas de fuerza. Esperarán así la decisión del ministro de Trabajo de Córdoba, Omar Sereno. Se estima que a mitad de semana, la cartera se expedirá sobre la procedencia del paro. Hasta ese día, habrá una tregua en la ciudad. La información fue confirmada por el delegado díscolo Marcelo Marín.

“A pedido de los trabajadores despedidos, decidimos posponer la medida de fuerza. También recibí la misma solicitud por parte de las chicas de Trolebuses”, indicó el delegado.

El próximo miércoles se espera que Sereno se expida sobre un acta firmada el viernes 9 de junio. Ese día, las empresas realizaron una propuesta, con la condición de que los choferes levantaran la medida de fuerza.

El argumento de los delegados que no acatan la conducción oficial de la UTA es que esa resolución no decía a partir de cuando. De hecho, el paro se levantó recién el martes siguiente.

“Los despidos son arbitrarios. Ni siquiera las empresas están indemnizando como corresponde”, agregó Marín.

Hasta el momento hay confirmados 163 despidos distribuidos según las siguientes empresas: Trolebuses (60), Aucor (45), Ersa (39) y Coniferal (19). Las compañías de transporte, al igual que el intendente Ramón Mestre, consideran que el paro fue ilegal ya que existía en el medio una conciliación obligatoria que los trabajadores desconocieron.

“No vamos a dar marcha atrás con los despidos –dijo Mestre la semana pasada–. No nos puede dar lo mismo si alguien trabaja o no”.

Sin embargo, la UTA negocia con las empresas la reincorporación de los choferes, aunque en el gremio sigue reinando un total descontrol. Delegados como Marín desconocen la conducción del sindicato y aseguran que recibieron amenazas.

Por su parte, la Provincia interviene a través del Ministerio de Trabajo. Allí deben definir si la protesta de los choferes fue procedente o no.

Recorte. La próxima liquidación vendrá con descuentos, alertó el delegado, quien no puede ingresar a la empresa Aucor porque se lo tienen prohibido.

Según informó La Voz, los descuentos aplicados llegarían a los 14 mil pesos, que se componen casi en un 50 por ciento por el ítem de presentismo y el restante por los días no trabajados.

“Cuanto más tiempo pase, más complicada será nuestra situación”, finalizó Marín.