El Toyota con el que conducía en la tradicional prueba rompió un neumático cuando la manejaba el francés Lapierre y marchaba tercero.

El vehículo Toyota que manejaba el cordobés José María López abandonó en las tradicionales 24 Horas de Le Mans, carrera correspondiente al Campeonato Mundial de Endurance (WEC).

La máquina número 9 de la escudería japonesa debió ser retirada cuando marchaba en la tercera colocación y faltaban 13,5 horas de recorrido, en la edición 85° de la competencia francesa.

La deserción se produjo mientras conducía el francés Nicolas Lapierre, quien rompió el neumático trasero izquierdo. Si bien el piloto buscó llegar a los boxes, el prototipo japonés sufrió una serie de fallas mecánicas que impidieron su arribo a los pits.

De este modo concluyó la primera participación de Pechito, tricampeón en la división de Automóviles de Turismo, en la reconocida competencia francesa. El oriundo de Río Tercero apenas pudo completar uno de los turnos de manejo.

La carrera, que finaliza este domingo a las 10, tiene como líder al trinomio compuesto por el suizo Neel Jani, el británico Nick Tandy y el alemán Andre Lotterer, con un Porsche 919.