"El jugador que viene hoy viene a jugar", manifestó Juan Manuel Azconzábal, quien dirigió su primera práctica en La Quemita. 

Con el debut de Juan Manuel Azconzábal como entrenador Huracán inició hoy los trabajos de pretemporada en el predio Jorge Newbery, sin Javier Iritier y con la presencia de dos cameruneses a prueba.

El juvenil Iritier no se presentó porque su contrato venció el 31 de diciembre y aún no renovó, por lo cual Huracán corre el riesgo de perderlo con el mercado abierto.

Azconzábal, desde antes de poner la firma en Parque Patricios, pidió al delantero Fernando Zampedri, goleador de Atlético Tucumán, al que dirigió hasta hace poco más de un mes, pero está lejos de concretarse, sobre todo con la incertidumbre en torno a los recursos que pueden contar lo clubes del fútbol argentino.

Allí se le abriría una chance a los cameruneses que están practicando y que estuvieron hoy en La Quemita.

Arouna Dang Bissene, un delantero de 23 años que ya estuvo probándose con Caruso Lombardi y también en Quilmes, con Alfredo Grelak, podría tener la oportunidad si a Huracán se le hace cuesta arriba. También es volante ofensivo.

Bissene a su vez llevó a Fabrice Ambassa, un defensor central y lateral izquierdo, de 22 años que llega del Cotonsport de Garoua.

“El jugador que viene hoy viene a jugar”, sostuvo Azconzábal al hablar con la prensa al término del primer turno de entrenamiento, dándole chances a los jugadores africanos que están a prueba.