Tres rugbiers golpearon al custodio de un shopping y quedó en terapia intensiva



Ocurrió en el centro comercial Las Toscas, en Canning. 

Un custodio de un conocido centro comercial de la ciudad de Canning está internado en terapia intensiva y en grave estado luego de que tres rugbiers lo atacaran el sábado por la noche en el estacionamiento del lugar.

El agente de seguridad, identificado como Brian Godoy, sufrió un derrame cerebral y la fractura de una clavícula después de recibir una paliza por parte de tres rugbiers que habían acudido al cine del shopping Las Toscas.

El hecho ocurrió el sábado cerca de las 21:30 cuando los agresores quisieron mover su auto y en una mala maniobra chocaron contra dos motos que se encontraban aparcadas.

Fue entonces cuando Godoy se acercó a la ventanilla del conductor para pedir los papeles. Ese procedimiento condujo a una pelea feroz, en la que los tres deportistas golpearon sin parar al custodio, que se encontraba indefenso. Incluso, un compañero de Godoy quiso defender a su compañero y también fue atacado. Fue derivado a un hospital de Ezeiza pero fue dado de alta a las pocas horas.

Los deportistas forman parte del Monte Grande Rugby Club. Según informó el medio local El Diario Sur, se trata de orge Luis Avendaño (26 años) y Tomás Alfonso Oliva (18) que quedaron detenidos y fueron imputados por el delito de “intento de homicidio”. En tanto, un tercer jugador, de 16 años, fue puesto en libertad.

Tras el incidente, Avendaño publicó en su cuenta de Instagran un mensaje en el que celebró la golpiza: “Si no te peleaste con los de seguridad de Las Toscas y no terminaste en la comisaría no tuviste infancia”.

En tanto, el Monte Grande Rugby emitió un comunicado sobre lo sucedido. “El Club no tiene opinión alguna de tinte institucional sobre acciones de sus socios fuera del ámbito deportivo, o fuera de la institución misma. De todas formas, en este tema privado, dejaremos que primero se expida la Justicia y recién allí la Comisión Directiva del club tratará el tema y analizará la situación en detalle. No hemos vivido situaciones de este tipo en nuestros 52 años de vida y queremos manejarnos con respeto y cautela”, destacaron.