Desde las 8.30, empleados de la marca deportiva reclamaron por la reincorporación de sus compañeros.

Trabajadores de Adidas cortaron hoy durante 5 horas el tránsito en ambas manos del Camino de Cintura, en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría, para denunciar despidos y la baja de la producción en la planta de ese partido, pero levantaron la medida de fuerza por una convocatoria de la empresa para una unión urgente en la que se analizará el problema.

El piquete, que se realizó entre las 8 y las 13, se desarrolló en el Camino de Cintura, en el cruce de la calle José María Paz, a una cuadra de la planta que en lo que va del año ya despidió a un centenar de operarios, según denunciaron los trabajadores.

Los manifestantes habían dejado un amplio tramo de la ruta libre antes del corte para que los vehículos pudieran retroceder y evitar el piquete.

“Levantamos el corte porque Adidas pidió realizar una reunión con el gobierno bonaerense, el Sindicato del Calzado y la empresa para ver si llegamos a una solución al conflicto”, consignó a Télam Gladys Arce, una de la delegadas, quien justificó la protesta en la necesidad de que “la empresa tome conciencia” del perjuicio que les causa.

La compañía “nos está dejando sin trabajo, tenemos miedo de que nos echen a todos”, dijo Arce cuando el piquete estaba activo.

“Adidas es nuestro empleador y desde que el presidente Mauricio Macri decidió abrir la importación la empresa elige comprar el producto terminado en China, con mano de obra extranjera y sacándonos la producción a nosotros”, sostuvo la delegada al fundamentar la protesta, que se desarrolló en forma pacífica y sin la presencia de miembros de la Gendarmería o de la Policía.

Arce manifestó que la semana pasada, después de una negociación con el dueño de la empresa, los trabajadores decidieron ceder parte de su salario, el premio por producción, para evitar más despidos, luego de la cesantía de 40 operarios días atrás.

“Nosotros no queremos el conflicto, queremos una solución de los gobiernos nacional y del provincial y de parte de Adidas, que de a poco nos está dejando en la calle a todos”, planteó.

La delegada reveló también que el viernes último, la multinacional alemana cerró definitivamente una planta en Lanús, donde quedaban sólo 35 obreros, tras el despido de la mayor parte del plantel durante los primeros meses de este año.

La protesta de los obreros de hoy generó la solidaridad del intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, distrito donde se encuentra la planta, quien manifestó su “enorme preocupación y dolor”.

Gray se manifestó a través de su cuenta de twitter, donde reclamó al Gobierno Nacional que “tome medidas inmediatamente para frenar esta situación”.

“La apertura indiscriminada de importaciones está provocando que perdamos el trabajo argentino”, aseveró Gray, quien recordó que la planta modelo de zapatillas fue inaugurada en 2011 y generó más de 500 puestos de trabajo.

“El 20 de octubre de 2011, con profundo orgullo inaugurábamos la planta modelo de zapatillas Extreme Gear que produce para Adidas, twitteó.

La fábrica de Esteban Echeverría, perteneciente a Extreme Gear, cuenta con unos 500 trabajadores, y ensambla zapatillas para la multinacional alemana Adidas con un promedio de 200.000 pares de zapatillas mensuales.

La baja de la producción a menos de la mitad desde hace unos meses derivó en que la patronal cerrara su planta de Lanús y ahora quiera despedir trabajadores en Esteban Echeverría, aseguraron los sindicalistas.

Adidas posee tres empresas ensambladoras además de Extreme Gear, Perchet en Chivilcoy y Vulcabras en Coronel Suárez, donde ya han despedido y suspendido a trabajadores por la baja de la producción.