Es para el pago de salarios y para reforzar partidas destinadas a salud y obras para la urbanización de villas.

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, remitió este viernes a la Legislatura un proyecto para modificar el presupuesto porteño del corriente año, con una ampliación en las previsiones de gastos de 12.211 millones de pesos para el pago de salarios y para reforzar partidas destinadas a salud y obras para la urbanización de villas.

Puntualmente, la iniciativa, que lleva la firma de acompañamiento del ministro de Hacienda, Martín Mura, contempla una ampliación de 12.211.854.000 pesos del presupuesto de la Ciudad, que en diciembre pasado fue establecido en 178 mil millones de pesos.

El Poder Ejecutivo porteño consideró, en su presentación, como necesario aplicar readecuaciones crediticias, de las cuales sobresale una ampliación de 7.794 millones de pesos para el pago de sueldos de personal en base a “acuerdos salariales llevados a cabo durante el primer semestre del año con las distintas organizaciones gremiales y en la incorporación de 652 cargos del Ministerio de Salud”.

Por otra parte, se estimó la incorporación de unos 2.391 millones “en concepto de mayores gastos originados en la prestación de los servicios de comida en hospitales y para programas sociales, así como a la recolección de residuos y la redeterminación de precios de los servicios de seguridad privada y de digitalización de infracciones”.

Por el lado de los bienes de uso, se incluyeron 1.727 millones destinados a “atender los requerimientos de inversión en obras de diversas jurisdicciones, entre las que se destaca la urbanización de la Villa 20”.

En tanto, el texto enviado al Parlamento para su debate en la Comisión de Presupuesto detalla la incorporación de los distintos ingresos proyectados al Cálculo de Recursos estimados para el 2017 “a fin de dar solución a los problemas crediticios sin afectar la sustentabilidad de las cuentas públicas”.

Entre los ingresos, se consigna una recaudación tributaria prevista en 9 mil millones a partir de los impuestos a los Sellos y a los Ingresos Brutos, entre otras tasas.